Cómo bañar a mi gato

blog-disfraces-animales
¿De qué se disfrazará tu mascota en carnaval?
7 febrero, 2017
perro-gato-Fotos-Petyzoo
¿Cómo hago que mi perro y mi gato se lleven bien?
20 febrero, 2017

Cómo bañar a mi gato

gatos-bañera-Fotos-Petyzoo

Decir que los gatos no soportan el agua no es cierto en todos los casos, afortunadamente. Les gusta acicalarse y recibir, de paso, unos cuantos mimos gratuitos. No obstante, también es posible que seas de los poco agraciados que tienen un gato que odia el agua y hace un drama cada vez que intentas lavarlo un poco.

Es cierto que los baños no hace falta que sean demasiado habituales en tu rutina semanal, pero hay veces que se meten donde no deben y es necesario el paso por la ducha.

Para que este proceso no una tarea imposible, vamos a darte algunos consejos que puedes seguir. Cada animal es diferente, pero seguro que alguno de nuestros trucos te sirve. Atento.

1. Estimular sus sentidos

Te ha dejado claro innumerables veces que el agua y él no son compatibles. Bien. No lo fuerces, pero tampoco aceptes que debe ser una mascota de pelaje aceitoso y pegajoso.

Hay ciertos premios que puedes utilizar como motivación a la hora del baño. Si asocia, por ejemplo, el paso por la bañera con recibir a continuación una pequeña chuchería es más sencillo que tolere el agua. Se trata de relacionar este momento con un estímulo positivo.

Por otra parte, puedes ir probando jabones y aromas que le gusten más. Seguro que hay ciertos olores que prefiere antes que otros.

2. Sesiones cortas

Los baños no deben ser excesivamente largos o nuestro gato se desesperará (igual que nosotros).

Veinte minutos es suficiente para llevar a cabo la limpieza profunda de una mascota. Quizás te falte tiempo para cortarle las uñas o cualquier otra cosa, pero podemos hacerlo en otro momento que no toque baño.

Es cierto que ello depende de cada animal, pero seguro que agradece no pasar la tarde entre potingues. Además, puedes escoger el momento del día en el que suela estar más tranquilo para evitar que no deje de moverse.

3. Cepillar a tu gato es imprescindible

Más allá de lo importante que es dejar su pelaje brillante y sedoso, primero debes retirar los nudos que se hayan hecho en él. Es más sencillo hacerlo antes de que esté mojado para evitar tirones incómodos, pero hay ciertas razas que adoran que los cepillen en cualquier momento y ocasión.

Puedes utilizar manoplas como las de la imagen para ayudarte en la tarea de cepillar a tu gato. Es sencillo utilizarlas y tu mascota sentirá lo mismo que con un suave masaje.

manopla-quitapelo

4. Mejor con poca agua

No, él no quiere que llenes la bañera hasta el borde como podrías prepararla para ti. Se sentirá más seguro con sólo unos centímetros de agua.

Cuando tengas que retirarle la espuma, sólo has de utilizar la alcachofa sin excesiva presión de agua. Poco a poco y masajeándolo al mismo tiempo para evitar que se asuste. Puedes ir añadiendo agua a medida que se acostumbre a ella. Si está distraído con los juegos de baño, no notará que sube la cantidad de agua.

Si tienes una zona amplia en casa o en campo, seguro que una gran opción es utilizar una de estas bañeras especiales para mascotas. El tamaño permite que la puedas utilizar en sitios más pequeños de lo habitual, pero también puedes consultar otras de mayores dimensiones. Puede servir tanto para bañarlo como para el tiempo de juego.

bañera-de-mascotas

El champú que vayas a utilizar debe ser específico para tu gato y no conviene que utilices otro común para animales. Realmente puedes dañar a tu pequeño felino si no llevas cuidado.

Otros consejos que seguro agradeces son:

  • Cierra la puerta del baño para que no se escurra de él completamente mojado.
  • Pon una alfombrilla de baño dentro de la bañera y toallas fuera de ella para que no resbale. Ello también ayuda a que no se sienta en tensión.
  • Juega con él, háblale con voz tranquila y dale suaves masajes con tus manos para que no entre en pánico demasiado pronto.
  • Aleja el champú todo lo posible de sus ojos y boca o pasarás un mal rato.
  • Sécalo bien antes de salir de la bañera y, una vez fuera, deja sus patas secas también para evitar sus huellas por toda la casa.

Para esa tarea de secado te recomendamos las toallas de microfibra puesto que no tardarán nada en secarse por completo y no dejan pelusas en tu mascota.

toallas-de-baño-para-mascotas

Con todo lo anterior seguro que estás más cerca de dejar a tu felino más limpito que nunca.

Cómo bañar a mi gato
Valora el artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *