Perros Beagle: características, cuidados y consejos para educar, enseñar y adiestrar a esta raza

petyzoo-tienda-online

Su tamaño mediano, su rostro dulce y su mirada tierna son algunos de los aspectos que más gustan de los perros Beagle. Su temperamento juguetón hacen que sean perfectos para una familia con niños y su buen temperamento con otros animales permiten convivir con otras mascotas.

Sin embargo, son animales curiosos, traviesos, cabezotas y con mucha energía por lo que necesitarán grandes dosis de juegos y paseos y un espacio donde puedan desarrollar su instinto cazador, oliendo todo lo que tienen alrededor.

Características

consejos-adiestramiento-beagle

Aunque su origen se remonta a la Antigua Grecia, el Beagle es un perro de origen inglés. Utilizado tradicionalmente para la caza menor, sobre todo de liebre, su gran olfato le permite trabajar mano a mano con los cuerpos de seguridad en la detección de sustancias y búsqueda de personas.

  • Altura a la cruz: 33-41 cm
  • Peso: aproximadamente de 9 a unos 15 kg
  • Tamaño: razas de perros medianos.
  • Color: los típicos de los sabuesos: negro, canela y blanco en sus diferentes tonalidades. Generalmente son bicolores o tricolores (el negro es el que puede no aparecer).
  • Esperanza de vida: 12-15 años años
  • Bueno para…: perro de compañía. Caza menor. Detección de sustancias. Búsqueda y rescate.

¿Cómo alimentar a los perros Beagle?

Los Beagles son perros insaciables con la comida, sobre todo la ajena. Su gran olfato hace que detecten cualquier olor de alimento, provocando una respuesta inmediata en él. De hecho, comprobarás como, al mínimo descuido, son capaces de  robarte cualquier cosa que estés preparando de comida.

Sin embargo, debemos tener cuidado con su alimentación ya que, por su glotonería, pueden acabar con problemas de obesidad. Estos son nuestros consejos para evitarlo.

🐶 Para pequeños y cachorros

cuidado-cachorro-beagle-mascota-petyzoo.com

Cuando un Beagle nace, lo ideal es que su alimentación sea a base de leche materna, como en el resto de razas. A partir de la cuarta semana empezarán a salirle los dientes, lo que marca el inicio del destete, por lo que unas semanas antes podemos ir incorporando papilals a su alimentación. Si no es posible que el perro sea amamantado, optaremos, siempre como último recurso, por leche especial para recién nacidos.

A partir del mes y medio la alimentación del cachorro Beagle ya podrá ser a base de croquetas secas especiales para razas medianas y, muy importante, agua fresca ya que necesitan hidratarse.

Es muy importante escoger un pienso de calidad durante el crecimiento del cachorro, ya que serán la base de su crecimiento.  Con respecto a la cantidad, cada fabricante lo especifica en el lateral y por norma general mientras son cachorros los alimentaremos unas tres veces al día.

En general el pienso para cachorros tendrá grasa, proteína y calcio y les proporcionará la energía necesaria para el desarrollo motos y el aprendizaje que requiere esta etapa.

🐶 Para grandes y adultos

Al medio año los beagles han alcanzado el 75-80% de su tamaño final y a partir del año su crecimiento ha llegado prácticamente a su fin. Durante los siguientes meses y hasta el año y medio se desarrollará, sobre todo, su musculatura.

Cuando nuestro Beagle ya ha crecido y se ha convertido en un perro adulto podemos pasar a darle comida dos veces al día, una por la mañana y otra por la noche. Además, es necesario que cambiemos su pienso por uno menos graso para evitar el aumento de peso y, junto con una buena rutina de ejercicio, optar por alimentos ricos en proteínas y sin excesivos cereales o azúcares en su composición. Eso sí, haz el cambio de manera paulatina, pudiendo incluso mezclar ambos piensos en los primeros días.

🐶 Para ancianos

La energía de esta raza de perros se reduce a medida que se hacen adultos y, unido a su enorme glotonería, esto hace que, a menudo, los beagles ancianos tiendan a la obesidad. Sin embargo, controlar su peso es imprescindible para evitar problemas de salud, como riesgos cardiovasculares. Si es necesario, opta por piensos especiales para adelgazar.

Salud e higiene: ¿cómo cuidarlos?

Los Beagles son una raza relativamente fácil de cuidar ya que no presentan excesivos problemas de salud ni requieren grandes cuidados. Estos son los aspectos que tienes que tener en cuenta para su adecuada higiene y el mantenimiento de su salud.

🐶 Cuidados básicos

Los Beagle son perros muy activos que necesitan paseos y juegos. Son alegres y juguetones y, aunque se adaptan a la perfección a la vida familiar, tanto en una ciudad como en el campo, debemos ofrecerle la suficiente cantidad de ejercicio.

Si vivimos en un campo, debemos tener en cuenta que son excelentes escapistas y trepadores, y que, si hay un hueco por donde escaparse, lo encontrarán. Su gran olfato, además, les lleva a seguir cualquier rastro, por lo que no se recomienda pasearlos sin correa ya que, probablemente, no responderán a tu llamada si han encontrado algo nuevo que oler.

Es probable que mientras son cachorros se aburran con facilidad y puede que, si están encerrados en casa, los muebles lo paguen. Generalmente al año y medio su temperamento se calma, pero ten esto en cuenta durante los primeros meses.

adiestrar-perro-beagle-en-petyzoo

🐶 Higiene

Cepillado

Aunque son de pelo corto, los Beagles son una de las razas que más pelo sueltan por lo que un mínimo de dos o tres cepillados semanales serán necesarios para evitar que todo se llene de pelos y, sobre todo, que les pique. Además, su pelo lucirá mucho más brillante y mñas sano

Por norma general recomendamos pines de púas suaves de manera que, si optamos por un cepillo de púas metálicas, éstas acaben en una bolita, aunque para el perro adulto, un cepillo de goma o el FURminator son buenas opciones.

¿Cómo bañarlo?

El baño en los perros Beagle es un aspecto muy importante, ya que, en ocasiones, se les baña en exceso. En principio, podremos lavarlo una vez al mes como máximo, y siempre que esté protegido por las vacunas correspondientes.

Durante el baño es muy importante eliminar todo el pelo muerto, por lo que podemos cepillarlos antes del baño y tener especial cuidado con sus oídos, ya que pueden infectarse si les entra agua, algo muy común por sus orejas grandes.

Utiliza un champú para perros adecuado a su pelo, y uno específico si tiene algún tipo de problema cutáneo y siempre asegúrate de secarle bien para evitar que coja frío. Si es verano y hace buen tiempo, puedes retirar el exceso de humedad con una toalla y dejar que se seque a la intemperie, pero, en invierno, deberás utilizar además un secador (evita el aire muy caliente y acercarlo demasiado) y evitar que salga a la calle con el pelo mojado.

Higiene dental

Generalmente en los dientes se acumula placa bacteriana, es decir, sarro, que puede producir mal olor y problemas de salud. Aunque el cepillado de dientes es lo recomendable, la cabezonería de los Beagles será probablemente un impedimento en esta rutina de higiene, a no ser que les acostumbremos desde pequeños.

Sin embargo, su glotonería puede ser un aliado en este aspecto. En el mercado hay numerosas galletas y huesos que podemos utilizar como premio y que nos ayudarán a mantener bajo control la placa bacteriana.

🐶 Salud

Evitar los parásitos

Aunque las pulgas y las garrapatas puedan afectar a cualquier animal, el carácter curioso de nuestro beagle puede hacer que se meta por lugares bastante sucios que sean fuente de infecciones de parásitos. Por este motivo, es muy importante utilizar periódicamente pipetas o collares antiparasitarios.

Igualmente, la Leishamania es una de las enfermedades que más preocupan a los dueños de perros por lo que la vacunación o un collar que repela el mosquito flebótomo será necesario para evitar sustos.

Vacunación

Al igual que otras razas, los Beagles deben llevar al día su calendario de vacunaciones. La primera dosis debe ser administrada a los 45 días tras su nacimiento, un refuerzo a los 15-20 días  y de nuevo cada 20 o 30 días, en total 4 dosis. Al medio año se vuelve a dar un refuerzo y, por último, una vez al año durante toda su vida.

Problemas de salud comunes

Los Beagles son una raza fácil de cuidar y que no presenta grandes problemas de salud. Sin embargo, las enfermedades a las que son más propensos son:

  • Orejas y oído: en general pueden darse infecciones si no tenemos una buena higiene de sus oídos, al tener las orejas tan largas. Otra afección muy común es, durante el juego con otros perros, pequeños desgarros, ya que suelen llamar la atención de otros perros.
  • Ojos: cataratas, glaucomas o displasias son algunas de las afecciones oculares que pueden sufrir. Limpia bien sus ojos de manera periódica.
  • Nariz: al ser rastreadores suelen llevar la nariz pegada al suelo. En ocasiones se les puede introducir algún cuerpo extraño que les tapone las vías, y la visita al veterinario será obligada.

Paseos y juegos para educar y enseñar a un Beagle

Los beagle necesitarán grandes dosis de ejercicio y, sobre todo, de juego, ya que son muy activos. En el paseo no dan grandes tirones, pero su actitud curiosa y su instinto cazador puede ser un problema en el paseo. Aquí tienes todas las claves para que tu perro crezca sano y feliz.

como-pasear-perro-beagle

🐶 Cómo pasear a un Beagle

Los perros beagles son cabezotas por naturaleza. Es muy recomendable que le enseñemos normas básicas pero debemos tener en cuenta que, aunque son muy inteligentes, son perros que se distraen con facilidad por lo que puede que nos lleve algo más de tiempo.

El adiestramiento siempre se realizará mediante premios aunque, cuidado, ya que, al tratarse de un perro muy goloso es fácil que nos haga caso si ve el premio y, si no, no nos haga mucho caso. Paciencia, con ellos 😉 Lo cierto es que si les dedicamos un ratito a su adiestramiento son perros muy capaces, motivo por el cual se eligen para la detección de sustancias, por ejemplo.

A la hora de pasear, es mejor que los lleves siempre atados ya que su olfato le llevará a seguir cualquier rastro que encuentre. Sin embargo, es muy recomendable que le dejes suelto en una zona controlada, para que pueda investigar por su cuenta. No suelen dar grandes tirones en los paseos (salvo que encuentren algo que, definitivamente, necesitan oler), pero sí se quedan bastante rezagados durante los paseos.

Puedes pasearlo con arnés o con collar, y la correa debe tener una largura suficiente para dejarle espacio para rastrear.

🐶 ¿Qué juguetes son los mejores para esta raza?

Son tremendamente juguetones, sobre todo de pequeños, así que cualquier juguete les encantará. Para cansarles, siempre en zonas controladas, puedes optar por las clásicas pelotas.

Además, te aconsejamos juegos de inteligencia con premios de comida. Al ser tan glotones seguro que les tiene entretenidos durante horas y, a la vez, conseguimos calmarles un poco mientras desarrollamos su inteligencia.

Los juegos de búsqueda también son una buena opción para estos perros, ya que nos permitirán desarrollar su instinto cazador.

El Beagle como perro de compañía

Aunque el espíritu inquieto del Beagle hace que una casa con jardín, donde pueda rastrear, sea lo mejor, lo cierto es que es un perro que también se adapta a la vida en un piso si se le da la adecuada dosis de ejercicio.

En casa necesitan tener su rincón, cómodo, ya que también pasas largas horas descansando y durmiendo. Encuentra una cama adaptada a su tamaño y enséñale que es su sitio.

consejos-beagle-casa-petyzoo

Durante sus primeros años de vida pueden ser un poco terremotos. Si quieres delimitar las zonas de la casa a donde puede tener acceso, puedes poner barreras y puertas para evitar que entren a determinadas zonas. Generalmente al año y medio su temperamento se calma 😉

Su pelaje funciona como aislante y se adapta bien a cualquier temperatura pero, si tu perro va a dormir el exterior ofrécele una zona donde pueda estar protegido y calentito.

No te olvides tampoco de la zona de comer. Este perro necesita acceso continuo a agua y un comedero. Si tu mascota tiende a engullir la comida, opta por un comedero especial para perro tragones. Otras veces, el problema son sus orejas largas. En estos casos, necesitarás un comedero más estrecho en la parte superior para evitar que sus orejas acaben rebozadas en su comida.

¿Qué hacer con él cuando nos vamos de viaje?

perro-beagle-como-cuidarlo

Es necesario acostumbrar nuestro perro a los viajes en coche desde que son pequeños, y no lo utilices sólo para llevarlo al veterinario, por ejemplo, para evitar que asocie el trayecto siempre con este momento.

Si se pone muy nervioso o nerviosa, puedes llevarla en un trasportín adecuado a su tamaño o, si hace el viaje de manera tranquila, opta por los cinturones de seguridad (recuerda que, por ley, el perro debe estar siempre sujeto). En estos casos te aconsejamos llevarlos mejor con arnés y no con collar, por si hay algún frenazo no le tire del cuello.

Lleva siempre un comedero y un bebedero portátil para hidratarlo y para darle de comer si es necesario.

Amplia información sobre las razas de perros:

Perros Beagle: características, cuidados y consejos para educar, enseñar y adiestrar a esta raza
Valora el artículo