Bichón Frisé: cuidados, alimentación, salud, higiene y consejos para adiestrar a este perro

Bichón Frisé: cuidados, alimentación, salud, higiene y consejos para adiestrar a este perro
4.7 (94.67%) 15 votes

Este adorable perrito, cuyo aspecto recuerda al de un muñequito de peluche, es el bichón frisé o bichón de pelo rizado. Un pequeñín de pelo blanco y rizado que hará las delicias de todos aquellos que se decidan a adoptarlo.

Alegre, jovial, juguetón, cariñoso, obediente y extrovertido, su principal afán es el de ser el centro de atención de la casa e integrarse a la perfección en la vida familiar. Sin duda alguna, es la mascota perfecta para personas que no tengan experiencia previa o que busquen un perro lo más sencillo de adiestrar posible.

banner-razas-petyzoo-bichon-frise

Características de los Bichones de Pelo Rizado

Si te estás preguntando por los orígenes de esta preciosa raza, podemos decirte que sus antecedentes más lejanos se encuentran ya en el siglo XII, época en la que en la cuenca del Mediterráneo se cruza el barbet, una antigua raza de perro hoy extinta, con perros falderos de tonalidad blanca.

Como resultado de esos cruces nacieron los perros barbichones y los caniches. Esos perros se comenzaron a llamar bichones, denominación que comprende cuatro variedades diferentes: bichón maltés, bichón habanero, bichón boloñés y bichón Tenerife. Este último se considera el ancestro directo del hoy conocido como bichón frisé, por lo que también se le conoce como bichón de Tenerife.

  • Altura a la cruz: 21-25 cm
  • Peso: aproximadamente de 3 a 4 kilos
  • Tamaño: perros toys o enanos
  • Color: pelo siempre blanco aunque los americanos permiten que tengan manchas color albaricoque o crema hasta alcanzar los 18 meses. Este pelaje contrasta llamativamente con el tono negro de la trufa y con la oscuridad de sus ojos
  • Esperanza de vida: de 15 o 16 años
  • Bueno para…: perro de familia. Le encanta que todos se fijen en él

Carácter de un Bichón de Tenerife – ¿Cómo son?

Estas ideales mascotas, también llamadas bichon à poil frisé, a las que se asocia con perros alegres, felices y llenos de vida, presumen de un temperamento extrovertido y cien por cien amistoso. Su carta de presentación es la simpatía y casi nunca muestran rasgos de timidez o nerviosismo.

Quienes con ellos conviven dicen que esta experiencia es un verdadero placer. Rodeados de los suyos y en su zona de confort, estos chiquitines se sentirán dichosos y grabarán en su cerebro, más inteligente que la media de otras razas perrunas, cuanto ocurra a su alrededor.

En ellos también sobresalen otras virtudes como la sensibilidad y la gentileza. Su dinamismo, que no hay que confundir con nerviosismo, pues de hecho es un can muy tranquilo, le hacen requerir un poco más de ejercicio que otros perros de su mismo tamaño. Una vez vuelva de un buen paseo, seguirá encantado de disfrutar de la compañía de su familia y de las horas de descanso con ella.

Dadas sus características, lo que tienes que tener en cuenta a la hora de adoptar un bichón frisé es si vas a poder dedicarle el tiempo y la atención que necesita para que pueda vivir feliz y sano.

Estos pequeñajos tienden a sociabilizarse con mucha facilidad tanto con las personas, como con los perros y otros animales. Una característica muy positiva y que no es habitual en los perros toys es que son estupendos con los niños, siempre que sean hijos cuyos padres les hayan enseñado a tratar a sus mascotas con cuidado y con el debido respeto. De ser así, puedes tener la absoluta seguridad de que el pequeño bichón va a disfrutar mucho jugando con ellos.

En cuanto a su disposición para tratar con otras mascotas, el bichón va a mostrar buena disposición para relacionarse, pero sus dueños deberán vigilar también el comportamiento del otro animal. Por ejemplo, perros y gatos mayores se dividen entre aquellos que llevan bien la incorporación de un nuevo animal a la familia y los que no.

En concreto el bichón suele reaccionar muy bien a la llegada de un nuevo amigo canino o felino e intenta que se trate de una relación duradera en la que reine la confianza. Un posible inconveniente a la hora de relacionarse será cuando ambos decidan acicalar al otro, dado que nuestro pequeño y peludo amigo puede salir con su pelaje muy enredado, en especial detrás de las orejas.

Razas de Bichon À Poil Frisé – ¿Qué tipos existen?

Esta mascota, que luce un estilo “afro” fashion donde los haya, cuenta con un pelaje fino y sedoso con unos suaves rizos a modo de tirabuzón que hay que acicalar con esmero para conseguir que su cabeza adquiera ese aspecto redondeado tan característico. En cuanto a su colorido, siempre es blanco, con las salvedades ya indicadas al principio.

Este perrito fino, musculoso y proporcionado, cuyo hábitat ideal es el de vivir en una casa en un clima atemperado y que por sus características es muy bien aceptado por las personas mayores, es una variedad de bichón que junto con el bichón maltés, el bichón habanero y el bichón boloñés, completan la raza conocidos como bichones.

foto-razas-petyzoo-frise-bichon

¿Cómo alimentar al Bichón Frisé?

Las razas miniatura requieren, como las demás, de una alimentación muy completa que les aporte los suficientes nutrientes para gozar de un aspecto y de un estado de salud formidables.

Para pequeños y cachorros

Las razas tamaño miniatura o toys son especialmente delicadas, por lo que has de afanarte en darles ciertos cuidados extraordinarios que otros perros más grandes no precisan. Una vez que nacen y siempre que se pueda, deben alimentarse exclusivamente con leche materna y, si ello no es posible, con leche para cachorros de alta calidad.

Esta alimentación pasará pronto a ser completada con papillas hasta que finalmente elijas un pienso seco de calidad de la marca junior, indicada para cachorros toys, debiendo siempre seguir las recomendaciones del fabricante y de tu veterinario para no perjudicar, entre otros factores, el delicado pelaje del bichón frisé ni su dentadura, que igual que la de otros cachorros de este tamaño, tiende a la acumulación de placa bacteriana.

Este pienso seco no debe mezclarse con humedad, con comida enlatada ni con ningún otro alimento. Los cachorros deben comer tres veces diarias este alimento en cuya composición nunca deben faltar vitaminas, grasa y calcio para que puedan afrontar un óptimo desarrollo tanto a nivel físico como de aprendizaje.

Para grandes y adultos

Una vez alcanzada la etapa adulta, tu bichón frisé puede alimentarse de un pienso de calidad para perros miniaturas que le aporten las suficientes proteínas, vitaminas, hidratos de carbono y grasas, repartidas a partes iguales. Con este alimento se sentirá saciado y percibirá todos los macronutrientes que precisa.

Nunca debes darle pienso para animales más grandes porque correrías el riesgo de que engordara, al ser demasiado nutritivo para sus pequeñitas dimensiones.

Para ancianos

A partir de los 7 años de edad, tu perro va pasando de la edad adulta a la anciana. Es frecuente que este cambio apenas sea perceptible porque sus ganas de jugar y de hacer monerías no decaigan. Otra cosa es que su cuerpo pase a tener una serie de necesidades específicas de la edad, por lo que no debes obviar suplementarle nutricionalmente, sobre todo en lo que confiere a sus huesos, asegurándote de que su pienso tiene un alto contenido en calcio.

Por otra parte, en esta etapa tenderá a coger algo de peso irremediablemente, por lo que debes tener una especial precaución con el aporte calórico de su alimentación.

Salud e higiene: ¿cómo cuidarlos?

El bichón frisé no requiere unos cuidados especiales en relación con otras razas, salvo en lo relativo al cuidado de su precioso pelaje que es cierto que necesita de un mayor grado de atención.

Ello no es óbice, como es lógico, para que sus dueños deban mantenerlo en perfecto estado al objeto de que se encuentre lo más sano y feliz posible y en este caso también para que luzca como el precioso muñequito de peluche que parece.

Cuidados básicos

Al ser un perro pequeñito, no necesita de altas dosis de duro ejercicio, si bien la persona o familia que lo acoja ha de ser consciente de que debe dedicar un rato cada día a sacarlo a pasear o a jugar con él.

Bien adiestrado en obediencia, lo que no resulta difícil partiendo de la base de que le encanta complacer a su dueño, se adaptará perfectamente a la vida en familia, siempre y cuando seas capaz de prestarle la atención que requiere.

Higiene

Cepillado

Igual que ocurre con otros perros de compañía de pelo largo, cuidar el pelaje del bichón frisé precisa tiempo y buenas dosis de paciencia. Lo normal es que su pelo tienda a enredarse fácilmente, por lo que debes cepillarlo y peinarlo diariamente.

Es recomendable hacerlo con un cepillo de mantequilla cuyas púas sean largas, peinando siempre el manto a favor del pelo en sesiones que duren de 10 a 30 minutos, que además de ayudar a la eliminación de los enredos, le servirá para desprenderse de los pelos muertos y sueltos que tiene en la capa inferior.

Lo ideal es que comiences el cepillado desde la raíza del pelo más cercana a la piel y uses movimientos suaves y cortos hasta llegar a los extremos. Debes tener especial cuidado con el pelaje inferior de las patas, ya que ahí es donde más esteras se les forman.

Si encuentras enredos, utiliza una carda. Piensa que el doble pelaje con aspecto de algodón tan suave que luce esta mascota es el caldo de cultivo perfecto para la formación de estos enredos. Comienza a trabajarlos desde el final del pelo y luego tira con suavidad de modo que los vayas aflojando y puedas ir abriéndote camino hacia el interior.

También es aconsejable que le acicales alrededor de la cara así como en las orejas con un peine de dientes finos que sea pequeñito. Al peinar la cara has de tener cuidado de no dañarle en los ojos.

En cuanto a las orejas, prepara primero su parte interna y después la externa, haciendo especial hincapié en los pelos largos que están en los extremos de las orejas y que se enredan con facilidad.

Por otra parte, te será muy útil contratar los servicios de un peluquero canino cada dos meses. Cuando veas que lo vaya necesitando puedes encargarle que le haga un corte de pelo, ya que su larga y rizada capa superior necesita un tratamiento profesional que le haga mantener su popular y apreciado aspecto aterciopelado. Tiene la ventaja de que al no soltar pelo, se trata de una raza hipoalergénica.

¿Cómo bañarlos?

Debes bañar a tu bichón frisé una vez al mes al objeto que su pelaje se mantenga limpio y de un blanco inmaculado, para lo que primero colocarás unas bolas de algodón en los oídos de modo que permanezcan secos. Actúa con precaución y nunca empujes las bolas de algodón ni ningún otro objeto hacia el interior del canal auditivo.

Has de utilizar un champú especial para perros y trabajar su pelo dividiéndolo para ello en pequeñas secciones desde la cabeza hasta la cola. A continuación enjuágalo perfectamente con agua tibia hasta que no quede ningún resto de champú.

En cuanto lo saques de la bañera, sécalo con una toalla y procede a retirar todo el exceso de agua. A continuación sécalo con un secador de pelo asegurándote de que está a nivel bajo y a una distancia suficiente.

No debes permitir que tu pequeño bichón frisé se seque al aire libre, debido a que su pelaje se erizaría y adquiriría un aspecto flácido.

Higiene dental

Todas las razas miniatura cuentan con una delicada dentadura en la que suelen tender a acumular placa bacteriana, lo que les supone problemas de mal aliento, entre otros.

Para tratar de evitarlo, debes acostumbrarle desde cachorro al cepillado de dientes, pues esto no suele resultar agradable para ellos, de modo que si comienzas a intentarlo cuando ya haya alcanzado la edad adulta te va a resultar aún más difícil.

Otra buena idea es la de suministrarles premios por su buena conducta en forma de esas galletitas o huesos que se encuentran en el mercado y que tanto les gustan, siendo además excelentes aliadas para su dentadura en la medida que ayudan a solucionar el problema de acumulación de placa y sarro.

Salud

Evitar los parásitos

No existe raza de perro que no quede expuesta con la llegada de la temporada estival y del calor a los parásitos externos, como pulgas y garrapatas y el bichón frisé no iba a ser una excepción. Otro problema que también suelen sufrir es el de los gusanos intestinales.

Con tal que salgan a la calle, ya es posible que resulten infectados por lo que si eres de los que piensan que este tipo de parásitos solo se encuentran en el campo, sentimos comunicarte que en la ciudad, tranquilamente durante su paseo diario, también pueden contraerlos.

Consulta con tu veterinario y te recomendará un tratamiento preventivo en forma de pipetas o collares antiparasitarios con los que evitarás a tu mascota un contagio que puede desde resultarle muy incómodo, hasta acarrearle graves problemas de salud.

El siguiente gran hándicap que has de atajar es el de la posibilidad de que tu perro se contagie de la peligrosa Leishmaniasis, para lo que deberás o bien vacunarlo o ponerle un collar que sea capaz de mantener alejado al mosquito flebótomo que se considera su causante.

Vacunación

Cuando adoptas una de estas preciosidades, lo normal es que estés deseando bajar a la calle a enseñárselo a cuantos te rodean, pero debes saber que es fundamental mantenerlo en casa hasta que haya recibido la protección adecuada mediante sus vacunas.

Piensa que en el momento que lo saques, va a estar en contacto tanto con otros perros como con lugares que los mismos frecuentan, por lo que la exposición a enfermedades es evidente, hecho para el que tu pequeño aún no se encuentra inmunizado.

Al comienzo, tu cachorro, que se encuentra en fase de pérdida de la inmunidad que le proporcionaba la leche materna, puede entrar en contacto con el mundo que le rodea para acostumbrarse a las personas y al ruido siempre que lo lleves en brazos o le des un paseo por un jardín particular en el que no haya otros perros.

En cuanto al calendario de vacunaciones, debes seguir las pautas que te indique tu veterinario, al que habrás de llevarle la cartilla de vacunas que recibas al adoptarlo y en la que se indiquen las que tiene puestas y las que le faltan por ser administradas.

Problemas de salud comunes

Aunque no se trata de una raza especialmente proclive a los padecimientos, el bichón frisé tiende como todos los perros a presentar algunos problemas de salud, que en su caso son debidos a los cruces no adecuados y que se corresponden con los siguientes:

  • Luxación patelar medial. Esto quiere decir que son propicios a tener débiles las rótulas o babillas, problema que es posible controlar a través de la cría selectiva.
  • Piedras en la vejiga. Estos perros están predispuestos a esta dolorosa patología, que puedes tratar de evitar con tal que su dieta no incluya demasiadas proteínas, fósforo o magnesio y que haga ejercicio diario. Si lo notas desanimado, débil o con síntomas de malestar general, puede estar sufriéndola. En determinados casos, hay que acudir a la cirugía.
  • Cataratas juveniles. Incluso perros jóvenes pueden comenzar a perder vista. Se recomienda que los ejemplares así afectados no se reproduzcan.
  • Displasia de cadera, pigmentación pobre de la piel, cierre avanzado, alergias y epilepsia son algunas otras de las patologías que suelen sufrir.

foto-razas-petyzoo-bichon-frise

Paseos y juegos para educar y enseñar a un Bichón de Pelo Rizado

Su aspecto sin igual, su inmejorable carácter y sus andares saltones y vivos son algunos de sus principales reclamos. He aquí algunos consejos para potenciar las cualidades de este perro de compañía ideal.

Cómo pasear a un Bichón de Tenerife

Un tranquilo paseo con tu pequeño bichón necesita de una correcta jerarquización desde pequeño, pues lo cierto es que este vivaz chiquitín tiene a imponer su ley, actuando a su antojo.

Cómo adiestrar a un Bichón À Poil Frisé

Esta raza adora interaccionar con las personas, dado que tienen un carácter extremadamente plácido que permite también una feliz mezcla con otras mascotas. Necesitan eso sí de una correcta socialización para evitar que se vuelvan ansiosos o agresivos.

Tienen un fuerte carácter que precisa firmeza y repetición pero en ningún caso agresividad. Lo que se persigue es que logren superar su naturaleza independiente. A veces su adiestramiento no resulta demasiado sencillo, sobre todo en lo relativo al control de esfínteres por lo que habrás de tener un poco de paciencia.

 ¿Qué juguetes son los mejores para esta raza?

A estas alegres y joviales mascotas les entretienen muchas cosas. Tienes la posibilidad de regalarle desde una clásica pelotita, hasta peluches de los fabricados especialmente para perritos enanos o un juguetito con sonido. Su actitud te mostrará cuál le ha gustado más.

El Bichón Frisé como perro de compañía

Al bichón frisé lo que le gusta es vivir en la compañía de los suyos por lo que no tiene ningún problema en adaptarse a la vida de un pequeño apartamento. Si lo mimas y le das tu afecto, te seguirá a todas partes por lo que disfrutarás de él en cualquier situación, tanto jugando como descansando.

Aunque pequeño también es duro y disfruta también mucho con cualquier excursión al campo o a la montaña. Incluso lo pasa genial un ratito en la nieve entre cuyos copos puede confundirse.

Jugar y descansar con él, achucharle y prestarle la atención que requiere le mantiene tranquilo, dado que para nada se trata de un perro hiperactivo o nervioso.

¿Qué hacer con él cuando nos vamos de viaje?

Como el buen perro de compañía que es, el bichón frisé estará deseando acompañarte a todas partes, lo que incluye tus desplazamientos en coche. Al tratarse de una raza tranquila, es posible que baste con llevarle sujeto con el cinturón de seguridad al que colocarás un arnés con el que evites tirones indeseados. Caso de notar que esta actividad le agita demasiado, llévalo en un transportin que cubra sus necesidades de espacio.


DMCA.com Protection Status