Fila Brasileiro: Alimentación, Higiene, Salud, Temperamento y más sobre esta raza

Fila Brasileiro: Alimentación, Higiene, Salud, Temperamento y más sobre esta raza
4.7 (93.33%) 6 votes

Si has escuchado alguna vez la expresión “Fiel como un Fila”, quizás tengas curiosidad por conocer la raza de perro que la inspira. Lo primero que debes saber de este can es que su lealtad hacia su familia no tiene límites, como tampoco lo tiene el desagrado que le producen los extraños.

Tal dicotomía a nivel de conducta es tan destacable que los criadores dan más importancia a su temperamento que a sus rasgos físicos, lo que hace del Fila Brasileiro un perro diferente al resto, que también se conoce como Cão de Fila y Cabeçudo Boiadeiro.

fila-brasilero-cuidados-razas

Todo lo que deberías saber sobre el Fila Brasileiro

Una vez conocido este dato, podemos afirmar que los canes de raza Fila son bastante desmesurados, pues sus criadores coinciden en que en ellos todo es excesivo. Lo son por una parte su potencia, coraje y firmeza con los extraños y, por otra, su lealtad, instinto de protección y afectuosidad con su familia.

Este poderoso perro gigante se usa en Brasil para guardar las propiedades, proteger el ganado vacuno y cazar las presas. Desgraciadamente, tiempo atrás, uno de sus cometidos fue el encontrar esclavos fugitivos, cuando tan inhumana actividad estaba aún permitida en su país, debido a su finísimo olfato.

Origen

El Fila nace de la necesidad de los pioneros colonos brasileños de contar con un perro de trabajo enérgico y fuerte. Sus orígenes exactos se desconocen, si bien existen una serie de primeros documentos históricos que hacen mención de la raza en el año 1671.

Pese a ello, la mayoría de los entendidos piensan que la raza es el resultado de cruzar otros tres perros distintos: los Mastiff ingleses, los Bloodhounds y los Bulldogs, aunque es posible que también participara en tal cruce el Fila Terceirense, surgiendo así el perro que nos ocupa.

De cada uno de estos canes heredó algo el actual Fila, que luce las orejas levantadas de los antiguos Bulldogs, como pudiera ser el Engelsen Doggen. De estos perros tendrían también los colores de su pelo y una grupa más alta que la altura a la cruz (al tener las extremidades anteriores más cortas que las posteriores), así como su carácter tozudo, tenaz y agresivo.

De los Mastiff Ingleses heredaron su corpulencia y tamaño, con una cabeza fuerte y grande, una grupa curvada y un cuello corto, mientras que de los Bloodhounds y de los Perros de San Huberto heredaron sus extraordinarias habilidades para el rastreo así como algunas de sus características físicas más sobresalientes, como la papada colgante, la piel suelta y los labios péndulos.

En el año 1968 se redactó el primer estándar oficial de la raza y desde ese momento algunos de sus ejemplares comenzaron a utilizarse como perros de exposición. Pocos años más tarde, en 1982, la raza ya era considerada como la más popular de Brasil. A día de hoy algunos de estos ejemplares siguen exhibiéndose en las competiciones de belleza, mientras que la mayoría hacen las veces de mascotas o continúan siendo perros de trabajo.

Características y rasgos físicos

Con una altura a la cruz de 65 a 75 centímetros y un peso de al menos 50 kilos, el Fila Brasileiro es un perro típicamente molosoide. De este can sorprende su agilidad, bastante impropia de los perros grandes. Puede que no des crédito si ves lo fácil que le resulta a este grandullón escalar una pared de cerca de 2 metros. Su flexibilidad también es muy llamativa, ya que si se dobla por la mitad, toca su parte posterior con la nariz.

Su cabeza es enorme, maciza y fuerte, pero bien proporcionada respecto a su cuerpo. Sus ojos tienen forma almendrada, están bastante separados entre sí y son grandes. Su color siempre va a ir en armonía con el tono del manto, yendo del castaño oscuro al amarillo.

Su stop o depresión naso-frontal casi no existe si se le ve desde frente. Su trufa es de color negro. Su hocico es prominente, fuerte y ancho. El borde sus labios forma una profunda “U” invertida. Sus dientes son más anchos que largos, blancos y fuertes.

Sus orejas son colgantes, largas, gruesas y en forma de “V”. Cuando el perro está en reposo, su parte superior debiera estar al mismo nivel de la línea media de los ojos. Una vez esté en alerta, las orejas van a sobresalir de la cabeza. La “oreja levantada” que se asocia con esta raza consiste en doblar las orejas hacia atrás, dejando a la vista su cara interna, lo que se denomina “orejas en rosa”.

Su cuello es muy fuerte y musculoso, pareciendo corto. Presenta papada. Su cuerpo es robusto, musculoso, imponente y vigoroso. Sus patas cuentan con una buena osamenta. Su cola es ancha y de inserción mediana, volviéndose enseguida más delgada para acabar en el nivel del corvejón. Siempre que el can esté excitado, la lleva levantada, lo que acentúa su curvatura. La cola no debe enroscarse ni caer sobre la espalda.

Uno de los rasgos físicos que caracterizan a esta raza es su piel suelta y gruesa sobre el tronco, más aún sobre el cuello, zona en la que forma pronunciadas papadas, que a veces llegan al pecho y al abdomen. Existen perros que exhiben un pliegue a ambos lados de la cabeza y otro que va descendiendo de la cruz al hombro.

Cuando está en reposo, la cabeza no ha de mostrar pliegues, mientras que cuando está en alerta la piel del cráneo se le contrae, al levantar el perro las orejas, lo que hace que entre las mismas aparezcan pliegues longitudinales pequeños sobre el cráneo.

Distinguirás a un Fila de lejos por su típica marcha “paso de camello”, una forma de andar que consiste en que las extremidades del mismo lado del cuerpo vayan moviéndose tanto a un tiempo como en pareja. Esto da lugar a un movimiento que va “meciendo” el cuerpo.

Otra de sus habilidades es la de ir bajando su cuerpo a la altura de los hombros al agacharse o ir rastreando, lo que recuerda la manera en la que los grandes felinos se mueven por la selva.

fila-brasilero-adiestramiento-cachorros

Color y pelaje

Su pelo es corto, de tacto suave, denso y bien estirado sobre el cuerpo. Este es un perro monocolor, que puede ser de casi todos los colores, salvo blanco, con manchas, gris ratón, negro y fuego o moteado. Los atigrados de colores básicos con franjas de distintas intensidades están permitidos. Algunos ejemplares presentan máscara negra mientras que otros no. Caso de tener manchas blancas, solo son deseables las del pecho, la punta de la cola y los pies.

Temperamento

Si algo debes tener claro a la hora de plantearte la adopción de un Fila Brasileiro es que este perro no es para un dueño novato que carezca de experiencia a la hora de educar y adiestrar a canes. Un propietario primerizo no suele contar con la suficiente destreza ni conocimientos para poder encauzar adecuadamente la tozudez, la férrea voluntad y la inteligencia de este increíble perro.

Tener contigo un Fila supone saber comprometerte con un perro al que tendrás que vigilar constantemente, pues su naturaleza ojeriza le puede llevar a meterse en problemas. Si eres una persona a la que le encanta alternar en sociedad, probablemente esta no sea tu raza de perro ideal, porque a este can no le gustan los extraños, lo que incluye a cualquier desconocido para él, por mucho que sea amigo tuyo.

Naturalmente en esta circunstancia influye en gran medida el que sometas a tu Fila a una temprana y adecuada socialización, que le haga distinguir aquellas situaciones que verdaderamente sean peligrosas de aquellas otras que van a formar parte de su vida diaria.

Tal socialización es en el caso de esta raza una absoluta obligación por parte de su dueño, pues aquí no estamos considerando la educación de un perrito faldero para evitar que se vuelva arisco, sino el peligro de un animal de un tamaño más que considerable, que pueda llegar a descontrolarse en plena vía pública.

No en vano, la raza de la que estamos tratando, por la ferocidad que puede mostrar llegado el caso, se encuentra en el listado de los Perros Potencialmente Peligrosos, lo que supone una responsabilidad añadida para sus dueños. Esto significa que habrán de cumplir una especial normativa para su tenencia, o arriesgarse a enfrentar sanciones y multas de variada índole, dependiendo del país en el que residan.

A estos perros se les supone una agresividad y un valor que se encuentra por encima de la media de las razas caninas, lo que te debe llevar a asumir con estoicidad su socialización, toda vez que has de ser consciente de que los perros aprenden por imitación de sus congéneres, es decir, de su madre y hermanos. Al separarlo de cachorro de ellos, recae en ti la obligación de su correcto aprendizaje.

El Fila es un can poderoso, de temperamento fuerte, actitud vigilante y capaz de asimilar fácilmente distintos tipos de experiencias y condiciones ambientales. A pesar de ser muy temperamentales, de estos excelentes guardianes puede decirse que son muy equilibrados.

Ten en cuenta que, aunque su educación sea la óptima, este perro no se va a caracterizar por ser excesivamente obediente, aunque sea un magnífico compañero para el hombre. Si el de la obediencia es un rasgo importante para ti, tu mejor elección será una hembra, mientras que los machos están recomendados para quienes quieran contar con un excepcional perro guardián.

La complejidad del carácter de este perro va a ser una constante en su vida, ya que es muy fiel y amigable con los suyos, derrochando igualmente con ellos paciencia y bondad, mientras que con los extraños se muestra desconfiado, huraño y hasta agresivo. Incluso un ejemplar de Fila que esté bien socializado va a seguir siendo bastante reservado con los desconocidos.

Relación con otras mascotas

El Fila muestra inclinación por la caza mayor, lo que no es óbice para que se lleve bastante bien con otros animales, lo que incluye a los perros. Es más, muchos de ellos viven en hogares acompañados de otras mascotas, llegando a hacerse “amigo” de ellas, sobre todo si se han criado juntos.

Relación con los niños

Un Fila bien socializado será estupendo con los niños de la familia, en contra de lo que pudiera pensarse. Todo tolerancia con esos “locos bajitos”, pondrá su vida en peligro, si es necesario, para protegerlos.

No cabe duda de que al estar considerado un PPP, a muchas familias con niños les surgen dudas acerca de la conveniencia de llevar uno de estos animales a su hogar, si bien, en casi todos los ejemplares, la clave se encuentra en una adecuada socialización, consecuencia de la responsabilidad de su dueño.

Cuidados básicos

Compartir la vida con un perro y más aún con uno gigante, sin duda va a darte muchas satisfacciones pero también va a precisar bastante esfuerzo por tu parte. Medita antes de tomar una decisión relativa a si el Fila es el perro que andas buscando y decántate por otra opción si algunas de sus cualidades no terminan de convencerte.

Alimentación

Uno de los factores que debe hacerte reflexionar sobre la conveniencia de adoptar un Fila Brasilero es el elevado coste económico que va a suponerte alimentarle bien. Piensa en la cantidad de sacos de pienso seco de alta gama que va a ingerir a lo largo de los 9 u 11 años en los que se estima su promedio de vida.

Un esfuerzo económico que requiere que tengas la capacidad económica para ello, pues no va a ser el único gasto que la convivencia con este animal te acarree, aunque probablemente sí el más alto.

Como contrapartida, le verás crecer sano y feliz, luciendo su mejor apariencia, lo que puede llevarle incluso a superar su esperanza de vida, dándote algunos años más de lealtad en estado puro.

Higiene

La higiene de cualquier mascota es un aspecto que todo propietario responsable ha de afrontar, teniendo claro que no todos los perros presentan el mismo nivel de dificultad a la hora de mantenerlos limpios. En el caso del Fila, este vital animal no es para nada coqueto, por lo que te pondrá las cosas fáciles a la hora de cuidarlo, dado que su mantenimiento es de lo más simple.

Higiene dental

El de la higiene bucal es otro pilar fundamental para que tu perro goce de la mejor salud posible pues se ha demostrado que gran cantidad de enfermedades, no solo de la boca, sino también del resto del organismo del can, se desarrollan a raíz de una deficiente higiene bucodental.

El cepillado de dientes va a jugar un papel protagonista a la hora de que su boca se mantenga en unas condiciones higiénicas aceptables, evitando el depósito de sarro en la superficie de sus piezas dentales, lo que probablemente te ahorrará no pocas consultas veterinarias.

Baño y secado

Este perro no necesita ser bañado con demasiada frecuencia. Hazlo cada 6-8 semanas o cuando comience a estar realmente sucio y no olvides esmerarte a posteriori en el secado, pues no es conveniente que el animal se quede totalmente mojado, sobre todo en invierno.

fila-brasilero-temperamento-caracteristicas

Cepillado

El cepillado de un perro Fila no va a suponerte ningún quebradero de cabeza, ya que será suficiente con un cepillado semanal para mantener su manto en perfecto estado, libre de partículas de suciedad.

Vacunas y tratamientos antiparasitarios

Por muy grande que sea un Fila debes protegerle apropiadamente frente a los diminutos organismos que podrían debilitar su salud, caso de atacarle. Cumple con rigurosidad su calendario de vacunaciones y estarás contribuyendo a que tenga un sistema inmunitario reforzado con el que luchar contra virus y bacterias.

Los parásitos son otra de las amenazas para tu noble amigo, por lo que tampoco dudes dudar en colocarle una pipeta o collar antiparasitario, que les impida anidar en su organismo.

Enfermedades más comunes

El Fila es un perro de gran tamaño que se considera bastante sano, lo que evidentemente no le hace estar exento de padecer ciertas enfermedades propias de los perros gigantes.

Entre este tipo de dolencias sobresalen la displasia de cadera y la torsión gástrica, problemas que se dan con cierta frecuencia en estos fortachones canes. Para evitar la primera es importante que no le permitas los juegos demasiado rudos o salvajes, así como esperar al menos unos siete meses antes de que el cachorro comience a correr sobre superficies duras. En cuanto a la segunda, no olvides adquirir una peana, de modo que los recipientes de comida y bebida queden en alto y el Fila no tenga que estirar demasiado su cuello al comer o beber.

Adiestramiento

Es esencial que el dueño de un Fila Brasileiro tome conciencia de que ha de demostrar a su fiel amigo una gran fuerza en todo momento. Seguridad en sí mismo y coherencia, son otras de las virtudes de las que deberá hacer gala el dueño para que un perro de estas características le respete, llegándole a considerar el “líder alfa de la manada”.

Piensa que un animal con tanta fortaleza física y mental no podría nunca admirar, y por tanto tampoco obedecer, a un dueño que diera muestras de inseguridad. El instinto de la manada para estos canes es muy fuerte y el animal, ante esta circunstancia, pretendería asumir el rol de líder, protegiendo él al grupo.

El Fila es valiente, bravo y tiene determinación. Desde las 8 semanas, los cachorros de la raza van a indagar debidamente en relación a todo aquello con lo que se vayan encontrado. Como prueba de esta investigación, un joven cachorro no va a dudar en ladrar ante un ruido extraño, lanzándose con rapidez a investigar su procedencia.

Esta raza no conoce el miedo ni la cobardía, siendo esta última característica una descalificación en su estándar. En la otra cara de la moneda, este colosal perro es feliz siguiendo a su dueño allá donde vaya, durmiendo a sus pies o apoyando amorosamente su gran cabezota sobre su regazo.

El desagrado que muestra hacia los desconocidos y su gran confianza en sí mismo, son determinantes para que los elogios como perro guardián, sobradamente merecidos, le lluevan. Además, puede que no sepas que muchos de ellos también se desenvuelven muy bien conduciendo al ganado, mientras llevan a cabo labores de pastoreo, para las que esta impresionante raza de trabajo parece tener un instinto natural.

Como ya estarás intuyendo, el Fila es un perro polifacético que en casa es un verdadero remanso de paz y fuera el mejor centinela. Es tanta su versatilidad que, por mucho tiempo que pase, nunca dejará de sorprenderte.

Aunque su nivel de actividad es moderado, este perro va a requerir de actividad física diaria que le ayude a liberar la energía acumulada. Para ello, deberás plantearte que este no es un animal que pueda sentirse feliz en un piso.

Su significativo tamaño hace que tenga que vivir en una casa amplia, que además disponga de un buen jardín o terreno vallado en el que pueda expandirse y ejercitarse a su antojo. Su carácter hace que tampoco se sienta cómodo viviendo en la ciudad, por lo que los entornos rurales son los más adecuados para él.

En ningún caso debes permitirle que se vuelva sedentario, pues esto podría terminar por convertirle en un perro obeso, lo que finalmente podría llegar a hacer estragos en su salud. No subestimes tampoco su inteligencia y ejercítale igualmente a nivel mental, mediante juegos que le servirán tanto para trabajar su nivel de concentración, como para estar más contento.

Su gran disposición y su lealtad serán tus principados aliados a la hora de entrenar a este perro. Por tu parte, has de tener claros tus límites como alfa y no sobrepasarlos, pues los gritos no funcionan con él, y mucho menos el castigo físico.

La técnica idónea de adiestramiento a utilizar con tu Fila Brasileiro es el refuerzo positivo, un método que se caracteriza por premiar las conductas deseadas de los canes, dejando de lado aquellas que no deseas, las cuales procurarás que vaya corrigiendo progresivamente.


DMCA.com Protection Status