Crestado Chino: Curiosidades, Cuidados, Higiene y más sobre esta raza de perro

Crestado Chino: Curiosidades, Cuidados, Higiene y más sobre esta raza de perro
4.7 (93.33%) 6 votes





El crestado chino, que también se conoce como chinese crested dog y que en ocasiones también se ha denominado turkish naked dog, es un pequeñín de aspecto muy peculiar y alegre hasta la saciedad, que no para hasta sacar la sonrisa de sus dueños, quienes no dudan en caer rendidos a sus encantos.

Aunque se le conoce como “el perro sin pelo”, esto no es exactamente así, pues tiene pelo en cabeza, orejas y cola. Incluso hay una segunda versión con todo su cuerpo poblado de pelo. Aclarado esto, te diremos que como perro de compañía no tiene parangón ya que, la que es su única utilidad, la cumple a la perfección.

raza-perro-crestado

Todo lo que deberías saber sobre el Chinese Crested

Dicen aquellos que lo han adoptado que su alegría se contagia irremediablemente. Pese a que se trata de la raza más popular de los perros sin pelo, todavía no es habitual ver ejemplares de ella por las calles de nuestras ciudades.

Como verás en Petyzoo, estos son amigables, encantadores y siempre en estado de alerta se caracterizan por su inteligencia y por su facilidad para aprender trucos. En cuanto a sus principales aficiones, disfruta trepando y excavando en la tierra. Ya en casa, no se apartarán de tu lado. Si quieres un perrito de compañía, no dudes que será tu raza ideal.

Origen

Los orígenes de esta raza, dada su antigüedad, no están muy claros. Se dice que pueden provenir de las islas Filipinas y que llegó procedente de Indochina a la corte de los emperadores manchúes en China.

Pese a que los chinos se consideran grandes domesticadores de animales que gozan de mucho éxito, habiendo sido precursores de innumerables e inusuales razas, de lo dicho no se deduce que la crestada china se originara en este país, al que deben la segunda parte de su nombre. En cuanto a lo de “crestado” responde a la simple cuestión de que tienen cresta en su cabeza.

En el año 1686 se introdujo en Europa y ya en el siglo XIX el chinese crested llegó a Estados Unidos. Hay quien apunta a que su llegada a estos continentes pudiera haberse producido de la mano de comerciantes africanos, ya que en África también se han creado muchas razas sin pelo, alguna de las cuales guardan tal parecido con el crestado chino que sugiere que puedan ser parientes.

Curiosamente, una vez los británicos llevaron ejemplares de crestado chino a su imperio, donde conservaron sus características propias hasta hace poco tiempo, los crestados chinos desaparecieron de China.

De esta forma, fueron los británicos los que recuperaron la raza, mejorándola hasta hacerla como hoy la conocemos. En cuanto al aporte estadounidense, también hay que comentar que han hecho bastante por la evolución de esta mascota pero sobre la base, eso sí, de las líneas británicas. En este país lo que más se ha cuidado ha sido su carácter, quizás menos “doméstico” que aquellos a lo que otras razas nos tienen acostumbrados, lo que se debe al origen primitivo del chinese crested.

Características y rasgos físicos

Este vital perrito que rezuma energía por doquier, forma parte de una raza enana, lo que implica que pese a que no es un perro “blando”, han de tomarse una serie de precauciones relacionadas con su pequeña anatomía…

Seguir leyendo
Con una expectativa de vida de 13 s 15 años, la talla de la cruz de los perros machos va de 28 a 33 centímetros y la de las hembras de 23 a 30 centímetros. Su peso puede variar considerablemente, yendo de los 2,5 a los 5,5 kilos.

Grácil mascota, pequeñita, de estructura ósea ligera y esbelta, elegante, glamourosa y con unos ojitos oscuros y redondeados de lo más expresivos, con grandes orejotas que le otorgan un gracioso aspecto de mariposa (similares a las del papillon), cuenta con una piel calentita y suave.

Tipos de crestado chino

Existen dos versiones de este perro:

  • La primera y más llamativa, denominada hairless, es aquella en la que solo está cubierto de pelo en cabeza, patas y cola, siendo calvo el resto de su cuerpo.
  • La segunda, denominada powder puff, cuenta con pelo largo en todo su cuerpo, excepto en la cara.

Su pelaje puede ser de cualquier color o combinaciones de colores.

Ambas versiones comparten los siguientes rasgos comunes:

  • Sus patas son fuertes y largas, suavemente inclinadas hacia una articulación tibio-tarsiana baja. La angulación de sus miembros posteriores debe permitir que la espalda sea horizontal. Los miembros posteriores han de mostrarse sobradamente separados.
  • Sus pies son únicos debido al extraño alargamiento que presentan en los pequeños huesos que se sitúan entre las articulaciones, principalmente en los pies anteriores, que parecen poseer una pieza de unión adicional. Por lo demás, sus pies tienen forma de liebre y son muy largos y estrechos, con uñas que pueden ser de diversos colores y bastante largas. Sus “calcetines”, como se conoce a la piel pelosa de sus pies, debe limitarse a los dedos y no sobrepasar la articulación carpiana.

Las dos variedades parecen tratarse de razas distintas, si bien la calvicie de la primera la provoca una mutación en el gen foxi, que da como resultado la variedad sin pelo, que cuenta con una piel suave, semejante a la humana, conservando mechones de pelo en las patas y en la cabeza, así como en la cola.

Hasta hace poco tiempo, la variedad con pelo o powder puff no podía presentarse en competiciones de belleza, teniendo limitado su uso para cría y mejora de la raza, destino que sigue conservando en la actualidad.

Hoy ambas variedades gozan del mismo prestigio y reconocimiento a niveles de cría y exposición, compitiendo juntas en gran cantidad de países. Con pelo y desnudos nacen en una misma camada y tienen el mismo estándar, si se exceptúa el manto.

raza-nombre-crestado-chino




Temperamento

Los crestados chinos son alegres y sensibles, dulces y juguetones. Muy leales con su dueño, se apegan a una persona en particular, eligiendo a un miembro de la familia para ello.

Nada agresivos ni conflictivos a nivel de convivencia, es conveniente socializarlos bien desde pequeños para que lleguen a relacionarse perfectamente con otras personas y mascotas, pues de lo contrario, su naturaleza tímida terminaría prevaleciendo y los convertiría en perritos recelosos y temerosos ante cualquier situación nueva, lo que desembocaría en una mascota miedosa y desequilibrada.

Muy inteligentes, siempre estarán preparados para aprender todo aquello que estés dispuesto a enseñarle, fascinándoles la realización de maromas.

Por otra parte, es muy importante que les ofrezcas el suficiente acompañamiento y la posibilidad de ejercicio físico diario al objeto de que no desarrollen problemas de ansiedad por separación y opten por destruir lo que tengan más a mano. Siempre que se sienta suficientemente acompañado, será un excelente perro de compañía, por lo que no son nada aconsejables para aquellas personas que pasan gran parte del día fuera de casa.

Estos perros sin pelo, igual que aquellos que no lo mudan, son una extraordinaria opción para aquellas personas que sufren alergias, al tratarse de mascotas hipoalergénicas.

Su comportamiento es uno de sus puntos a su favor, ya que este diminuto granujilla derrocha vitalidad por los cuatro costados. Algo nerviosos en sus movimientos, que recuerdan a los del caniche, son mascotas saltarinas, pizpiretas, coquetas y algo cómicas.

Sociables y amistosos, les gusta regalar amor y a veces se muestran un tanto ladradores cuando están inquietos por la presencia de desconocidos o por algún ruido poco familiar.

Lo cierto es que aunque los perros que carecen de pelo no gozan de demasiada popularidad, es probable que el chinese crested sea el más conocido de todos. El motivo es que no solo son dignas de destacar sus peculiares características físicas, sino que también lo es su carácter abierto y alegre.

Una raza viva, espabilada y cariñosa que se apega con entusiasmo a su familia, a la que le encanta deleitar con sus trucos. Toda una monada que, a buen seguro, recomendarás adoptar a otros.

En casa suelen mostrarse muy tranquilos y casi no ladran, tendiendo a practicar el “sofing” y pasando horas y horas durmiendo. Ahora bien, si hay algo que despierta su interés, no dudará en hacer cuantas monerías considere necesarias para lograrlo.

Dichosos mientras disfrutan de la compañía de la familia, estos chiquitines crestados detestan la soledad. Curiosos y sociables, también se muestran nerviosos y necesitan de la relación con otras personas y perros desde cachorros.

Relación con otras mascotas

Como ya hemos comentado, el crestado chino tiende a llevarse bien con otras mascotas, pero para ello ha de haber estado sometido a un proceso de socialización desde cachorro, evitando que se convierta en un perrito miedoso o demasiado tímido.

Cumplida esta premisa, le gustará relacionarse con el resto de animales, si bien no es demasiado aconsejable que conviva con perros que le superen demasiado en tamaño, pues el hecho de que su cuerpo se encuentre prácticamente “desnudo”, lo convierte en un perrito bastante sensible, susceptible de sufrir más daños que otros.

Relación con niños

Su relación con los niños es muy buena, dado que su carácter puede ser calificado, sencillamente, de encantador. Ahora bien, los niños han de estar suficientemente advertidos de que deben jugar con él con cuidado y sin rudeza, pues acabamos de hacer alusión a que, de otro modo, es probable que este pequeñín sufra algún tipo de percance indeseado, como arañazos o abrasiones.

Ello no quiere decir que, aunque sea algo más vulnerable físicamente, se trate de un perrito frágil al que hay que sobreproteger, más bien todo lo contrario. Con ellos hay que adoptar una actitud que no comprenda en ningún momento la sobreprotección, que únicamente conduciría al fomento de un carácter tímido y retraído que estropearía el formidable carácter de esta raza.

Cuidados básicos

Raza muy sencilla para la convivencia, no precisa de unos cuidados demasiado específicos, y siempre estará deseosa de obedecer y aprender.

Alimentación

Esta tierna mascota, de la que suele decirse que no tiene “ni un pelo de tonta”, sufre de una cierta tendencia al sobrepeso, por lo que debes prestar especial atención a su alimentación.

Dale siempre un pienso seco de calidad de entre aquellos especialmente indicados para las razas toy y no te excedas en las raciones (que pueden situarse en unos 100 gramos diarios), ni tampoco en los premios.

Como es lógico, una adecuada alimentación es un factor que incide decisivamente tanto en el aspecto como en el estado de salud general de tu perro.

Higiene

Los cuidados de higiene y belleza de esta raza son muy sencillos de efectuar, ya que no requiere ninguno complicado. Debes pensar que se trata de una raza que no muda pelo y que no desprende mal olor, por lo que con unas sencillas pautas de higiene, sus necesidades en este sentido quedarán absolutamente cubiertas.

Cuando hablamos de mantener escrupulosamente limpia a nuestra mascota toy, nos referimos a un gesto que repercute en el resto de los miembros de la familia, ya que su pequeño tamaño propicia un estrecho acercamiento con sus dueños, de forma que todos salgan ganando.

Higiene dental

Hay que partir del dato de que esta raza cuenta, de entrada, con una deficiente dentición, faltándole a menudo piezas de la boca o teniendo algunas de ellas mal colocadas. Algunos expertos achacan esta falta de salud en la boca a la ausencia de pelo, pues ambas carencias estarían relacionadas con el déficit de producción de una proteína que afecta a partes iguales al crecimiento del pelo y de los dientes, si bien no son estudios demasiado concluyentes.

Baño y secado

Esta limpia raza, que no desprende mal olor, debe ser bañada en torno a una vez al mes. Tras el baño, debe retirarse el exceso de humedad con una toalla y, en el caso de la powder puff, que está cubierta de pelo, aplicar secador suave, convenientemente retirado del cuerpo y a una temperatura no muy alta para evitarle posibles quemaduras.

Cepillado

Como es lógico, es la variedad powder puff la que precisa mayores cuidados, siendo recomendable que se les cepille una vez al día, pues su pelaje lanoso se enreda si no lo cuidamos lo suficiente.

De este modo, conseguirás que luzca un manto largo, pesado y lacio y suelto al mismo tiempo. Para lograrlo debes evitar que se le formen nudos.

Vacunas y tratamientos antiparasitarios

Todas las razas de perros, y el crestado chino no constituye una excepción, han de ser observar el calendario de vacunaciones que su veterinario indique. Por otra parte, también has de colocarle las pipetas o collares antiparasitarios que les mantenga a salvos de pulgas, garrapatas y gusanos intestinales.

Cuidados de la piel

Una de sus características distintivas es su elevada temperatura corporal. La razón de ella es que de este modo se compensa la ausencia de pelo y se evita la hipotermia, rasgo que fue alabado por la aristocracia china que en su momento los utilizó para mantener sus camas más calentitas, o para conseguir algo de calor portándolos en su regazo.

Debido a que no tiene pelaje, excepto en la variedad powder puff, es un perrito friolero que no se adapta a vivir en la intemperie. Le gusta habitar en el interior de casa, donde estará bien arropado y agradecerá tener siempre una mantita a su disposición.

En invierno, será esencial que te hagas con uno de esos monísimos abriguitos que venden para perros toy, al objeto de resguardarlo a la hora de salir a la calle. Eso sí, cuando vayas a elegirlo, debes tener en cuenta que esta raza es especialmente propensa al desarrollo de alergias a la lana y a la lanolina, por lo que debes optar por los materiales sintéticos o por el algodón.

En verano, debes mostrarte especialmente cauteloso con su piel, pues la misma se encuentra directamente expuesta al sol y por tanto se broncea, por lo que sin los debidos cuidados podría llegar a quemarse, lo que hace que antes de salir debas aplicarle protector solar.

Otro de los cuidados que requiere su delicada piel es la aplicación de cremas o aceites con regularidad, que protejan e hidraten su piel, salvaguardándola de aquellos factores externos a los que está expuesta, sobre todo en el caso de que notemos que está cuarteada.

Dependiendo del color de su piel aguantan un mayor o menor tiempo de exposición al sol, siendo los de piel más oscura los más resistentes al sol y los de piel más clarita, los más delicados y que precisan de más protección solar.

raza-crestado-chino-1

Enfermedades más comunes

Hemos indicado con anterioridad que la raza crestado chino no goza de una buena salud dental. Suele tener lo que se conoce por “boca primitiva”, que se traduce en dientes y caninos puntiagudos, así como carencia de ciertas piezas dentales o mala colocación de las mismas, sobre todo en la variedad hairless.

Por lo demás, se trata de una raza fuerte y resistente, cuyas enfermedades más comunes son las propias de las razas toy:

  • Enfermedades oculares, como la atrofia progresiva de retina que puede llegar a desembocar en ceguera o el síndrome del ojo seco, las cataratas o el desprendimiento de retina, patologías comunes en ellos.
  • Luxación de rótula o legg-perthes
  • Estenosis de la aorta

Adiestramiento

Ni mucho menos estamos ante una raza de perritos “de lujo”, frágiles y que únicamente requieran de un cojín para mostrarse felices. Los crestados chinos están predispuestos a la actividad física y gozan de una impresionante agilidad con la que suelen destacar en las denominadas pruebas de agility.

Este entretenido y divertido perro de compañía, debe ser socializado desde cachorro, lo que comprende su exposición a ruidos y a diversas actividades al aire libre, de manera que evitemos que se vuelva tímido y asustadizo.

Raza muy apegada a su dueño, disfrutan al máximo con su compañía y manifiestan la constante necesidad del liderazgo por su parte. Hay que evitar por todos los medios caer en el error de que esta maravillosa raza termine desarrollando el síndrome del perro pequeño y que no reconozca ningún líder de la manada.

Lograrlo pasa por vencer la tentación de tratarlo como si fuese un niño pequeño, pues lo que conseguiríamos con ello serían comportamientos no deseados. Debes estar atento a señales como que tu mascota gruña, muerda cosas o guarde para sí objetos, pues esos serían inequívocos indicios de que le hemos permitido que asuma el control y él haya pasado a ser el líder. Si ya estás en este punto, no temas, pues empezando a tratarle de la manera correcta, podrás corregir este comportamiento.

A la hora del paseo

Pese a su pequeño tamaño, que les hace adaptarse perfectamente a la vida en un pequeño apartamento, estos perritos necesitan un paseo diario. El juego con él cubre parte de sus necesidades de ejercicio, pero después requiere cubrir su primitivo instinto de caminar. De todos es sabido que una mascota que no hace suficiente ejercicio es más probable que desarrolle problemas de comportamiento.

Como cualquier otra raza, será feliz corriendo con otros perros por el parque, como si tuviese un tamaño mayor, pues el hecho de que el crestado chino sea pequeño no quiere decir que deba limitarse su ejercicio a espacios reducidos.

Con los ejemplares de esta raza es muy fácil salir a pasear, ya que no tienen por costumbre dar tirones de la correa y además siempre van buscando la cercanía de su dueño, por lo que no suelen querer alejarse. Aun así, cada uno tiene su propio carácter, por lo que la educación en obediencia resulta crucial como en el resto de las razas.

Ahora bien, como algún fallo habían de tener, a los crestados chinos, algo excéntricos y nerviosos, no les gusta nada pisar con sus delicadas patitas sobre las salientes alcantarillas, las uniones que se marquen mucho en los cambios de pavimento, ni mucho menos sobre un charco de agua.

En cualquiera de estos casos, preferirá rodear o saltar aquello que le moleste, si bien hay que decir que la variedad hairless de los crestados chinos es más delicada a estos efectos que la powder puff.

DMCA.com Protection Status