Boerboel: Salud, Higiene, Alimentación, Curiosidades y todo sobre esta raza de perro

Boerboel: Salud, Higiene, Alimentación, Curiosidades y todo sobre esta raza de perro
4.7 (94.29%) 7 votes




 
El significado de la curiosa denominación Boerboel, que recibe esta formidable raza canina, procede del vocablo boer, que en afrikáans y en neerlandés significa agricultor, por lo que su traducción es la de “perro del granjero” o “perro del agricultor”.

No en vano, los ejemplares de esta raza canina, que hunde sus raíces en Sudáfrica, eran utilizados como perros de trabajo, perros pastores y guardianes de los terrenos, si bien tampoco escapaban a la falta de escrúpulos de quienes pretendían lucrarse utilizándolos como perros de pelea.

boerboel-caracteristicas-temperamento

Todo lo que deberías saber sobre el Boerboel

Este perro moloso, que recibe otros nombres como Mastín Sudafricano o African Berboel, es un perro inteligente y equilibrado, que es feliz integrándose en el núcleo familiar y que destaca por su obediencia, como ocurre con la mayoría de los perros de trabajo.

Una cuestión que debes tener muy presente es que, si eres dueño de un Boerboel y sufres una agresión o algún tipo de trato discriminatorio por parte de otro ser humano, su actitud será sobreprotectora, no dudando en ningún momento en atacar al causante de tu daño.

Origen

Este moloso de increíble tamaño cumple a la perfección las funciones de mejor acompañante en las tareas domésticas que el hombre encargó al perro desde que tomó conciencia de que los animales podían desempeñar un papel fundamental en su supervivencia.

El que hoy traemos entre manos es un perro trabajador como pocos, que viene conociéndose de un tiempo a esta parte. Este can destaca por la complejidad de muchas de las tareas que lleva a cabo, que le hace ganarse la admiración y el respeto de quienes tienen la oportunidad de comprobar sus faenas de cerca.

Tan admirable raza surgió en Sudáfrica, allá por el año 1.600. La que fuera antigua colonia holandesa y más tarde tomara Gran Bretaña, experimentó una apertura a nivel comercial por parte de los británicos, la cual propició que gran cantidad de europeos de los que procedían de los Países Bajos, del Reino Unido y de Francia, se establecieran en ese lugar, dada la calidez de su clima y su riqueza natural. Al trasladarse hasta ese paradisíaco lugar del mundo, llevaron consigo a sus perros.

Así el Mastín Sudafricano surgió del cruce de diversas razas europeas ya existentes en ese momento, de las que no se tiene certeza absoluta, deduciéndose que al menos intervinieron ejemplares de Bullenbeisser (can muy fuerte, ya extinguido), Gran Danés y Bullmastiff.

Esta raza no está reconocida por los organismos caninos más populares como la Federación Cinológica Internacional (FCI) o el American Kennel Club (AKC), si bien en el continente africano se encuentra absolutamente estandarizada por parte de asociaciones como la Asociación de Élite de Boerboeles Sud Africanos (EBBASA) o la Asociación Sud Africana de Criadores de Boerboel (SABT), que se encargan del control de la crianza y del óptimo cumplimiento del estándar.

Características y rasgos físicos

Leer Más
Generaciones de cruces a las que acabamos de aludir, dieron como fruto un perro gigante, obediente, fornido y poderoso, con una altura a la cruz que va de los 64 a los 70 centímetros y un peso que oscila entre los 65 y los 90 kilos, si bien algunos machos adultos ¡llegan a alcanzar los 100 kilos!

El Mastín Sudafricano es un perro proporcionado, fuerte, con una musculatura bastante desarrollada y muy corpulento. Su cuerpo es ancho y corto. Su cabeza es también ancha y plana. Sus orejas, bien separadas entre sí, son medianas y colgantes en forma de “V”.

Color y pelaje

Su pelo es suave y corto. En cuanto a sus colores, pueden ser variados, incluyendo el rojo, el arena, el atigrado y el tono amarillento. El color de su pelaje combina con el de sus ojos, que pueden variar entre el castaña, el chocolate y el amarillo.  Acuérdate de usar siempre un cortapelo de calidad para este tipo de perros.

 


Temperamento

Este perro de enorme tamaño se hace querer por su buen carácter. Un grandullón que se encuentra muy seguro de sí mismo, siendo fuerte y decidido. Algunos apuntan a que este can muestra ciertos aires de superioridad, aunque con los suyos sea todo afecto y cariño.

Si además de buscar un perro así, necesitas que desarrolle labores de guardián es probable que esta raza sea ideal para ti, pues el Mastín Sudafricano ¡va a defender tu propiedad como nadie!

Ahora bien, la adopción de un perro gigante como el que nos ocupa lleva aparejada una mayor responsabilidad que la de un perro de un tamaño menor, pues tienes que partir de la base de que un perro de este tamaño puede convertirse en un auténtico peligro potencial tanto para los suyos como para el resto de las personas y sus mascotas, en el caso de que no lo sepas educar.

Si eres novato en el cuidado y adiestramiento de perros, olvídate de esta raza pues este perro no está hecho para cualquiera. Solo una persona experimentada en estas cuestiones va a saber encauzar correctamente su educación.

De una adecuada e intensa socialización dependerá en gran medida el comportamiento del que tu mascota haga gala el resto de su vida. Un perro que no esté acostumbrado a relacionarse con todo lo que le rodea (personas, animales y objetos), se convertirá en el candidato idóneo para volverse miedo y desarrollar conductas agresivas en el futuro.

En esas circunstancias actos tan cotidianos como sacarlo a pasear o llevarlo a la consulta del veterinario te resultarán mucho más difíciles, ya que tu mascota sentirá pánico de cuanto hay a su alrededor. Es importante que tú no demuestres miedo, para que tampoco se lo contagies a tu can.

La temprana socialización es esencial para garantizarte su éxito y evitarte problemas venideros, por lo que es importante seguir dos consejos:

  • No separar al cachorro de su madre y hermanos antes de que cumpla las 8 semanas de edad, de modo que la interactuación con sus familiares biológicos permitan al animal un aprendizaje conductual natural que le haga saber estar en público.
  • Presentarle a distintas personas, mascotas, objetos, olores o sonidos, ya que para él todo va a resultar inusual. Ponerlo en contacto con su entorno ayudará a que lo asimile gradualmente.

Recuerda que cada perro tiene su propio ritmo de aprendizaje y lo que uno aprende con rapidez puede tardar más en ser aprendido por otro. De hecho, la clave del progreso de tu noble amigo va a residir en que demuestres la paciencia propia del cariño que le tienes y le permitas ir paso a paso.

boerboel-raza-higiene-temperamento

El ejercicio físico es otro factor que debes valorar antes de lanzarte a llevar contigo uno de estos perros a casa. Su gran fuerza física exige que su energía sea canalizada a diario. Piensa si vas a tener tiempo de dar con él largos paseos, a los que habrás de unir otros juegos al aire libre, para que su desarrollo sea favorable.

De esta forma, vas a propiciar que ejercite su musculatura y que no sufra un cierto grado de estrés o aburrimiento que provoque un cambio negativo en su conducta, convirtiéndose en un perro agresivo y que se altere rápidamente.

Ahora bien, tampoco debes forzar a este perro cuando no quiera realizar más ejercicio o se sienta cansado. Hacerlo podría resultar contraproducente para su salud, pues al fin y al cabo, este can tiene que soportar mucho peso dada la fortaleza de su estructura ósea y de su musculatura, razón por la cual podría terminar resintiéndose.

En lo relativo al instinto territorial del Boerboel, lo mejor que puede pasarle a este can es que viva en familia y en territorio que considere como suyo. Este perro valiente parece no conocer el miedo, llegando a proteger a su familia con su propia vida si fuese necesario, siempre que perciba una amenaza.

Relación con otras mascotas

Su carácter algo desconfiado y protector hace que su forma de relacionarse con otros perros no siempre sea cordial. Si quieres que tu Boerboel comparta hogar con otras mascotas, deberás socializarlo correctamente desde cachorro. También será más fácil que todos los animales que tengas vayan creciendo al mismo tiempo.

Relación con los niños

Si te asusta adoptar un perro tan grande porque tienes niños, pierde cuidado ya que la forma de relacionarse con ellos del African Berboel es cariñosa y afable. Procura que esté bien educado y se convertirá en un excelente compañero de juegos para tus pequeñines.

De todos modos, siempre es recomendable supervisar los juegos entre los niños de la casa y las mascotas mientras la diferencia de tamaño sea notable, pues no es raro que durante sus ratos de asueto los niños acaben en el suelo, algo que será ajeno a la voluntad de este leal can.

Cuidados básicos

Si eres algo caprichoso o impulsivo en tus decisiones, puedes cometer el error de caer rendido ante los encantos de un precioso cachorrito, obviando por completo la problemática asociada al gran tamaño que de mayor pueda llegar a alcanzar. También puedes caer en la tentación de llevarte a casa ese sensacional grandullón que cautivó tu corazón en el refugio, sin pensarlo dos veces y sin calibrar si estáis hechos el uno para el otro.

Un perro de semejante tamaño va a precisar más que buena voluntad por parte de su abnegado dueño. Por otra parte, este último, debe considerar si su tipo de vivienda es idónea para compartir sus días con el animal, pues un Mastín Sudafricano no es un perro que pueda vivir en un piso.

Demuestra que eres un dueño responsable y llévale contigo solo si dispones del espacio suficiente para que el animal se encuentre cómodo, es decir, si cuentas como mínimo con una casa con un terreno vallado o con un jardín en el que el can pueda ejercitarse y sentirse libre.

Alimentación

Medita bien tu decisión antes de adoptar un Boerboel, pues tenerlo como mascota va a suponer un importante gasto en alimentación que no todos los bolsillos pueden soportar. Cuando le tengas contigo ya no habrá marcha atrás y puede que no hayas barajado previamente lo que va a suponer para tu bolsillo las ingentes cantidades de comida que este perro devora al mes.

Entre 600 y 800 gramos de pienso de alta calidad al día serán consumidos por tu gigante amigo, por lo que la práctica de ejercicio va a ser imprescindible a fin de que no sufra sobrepeso.

Los suplementos alimenticios son también cruciales para tu perro crezca sano y feliz. En el caso de esta raza canina, vas a tener que proporcionarle a tu fiel compañero desde cachorro determinadas dosis de calcio que complementen su dieta diaria, con el objetivo de robustecer sus huesos.

Igualmente es importante que no falten proteínas en su dieta, pero siempre controlando que todo ello no suponga para el animal un aporte calórico excesivo que le ocasione problemas de sobrepeso, que tan perjudiciales podrían ser para tu mascota.

Higiene

Ente las responsabilidades de todo buen dueño de una mascota se encuentran mantener a la misma aseada, lo que posibilita que disfrute de una mejor apariencia y estado de salud, al tiempo que la relación con su familia fluya sin inconvenientes.

Higiene dental

La higiene bucal de un perro es un aspecto que en absoluto puedes subestimar pues la correcta limpieza de los dientes evita el desarrollo de múltiples enfermedades, no solo de la boca, como la indeseable enfermedad periodontal, sino también dolencias cardíacas, hepáticas y renales. Acostumbra a tu Boerboel desde cachorro a un cepillado dental frecuente.

Baño y secado

Si te animas a bañar a tu perro gigante en casa, nuevamente tendrás que echar mano de toda tu paciencia, pues su lavado y secado van a ser de lo más entretenidos y, toda vez que es posible que a tu Mastín Sudamericano no le agraden en absoluto, de lo más farragosos.

Cepillado

A diferencia del anterior, este hábito sí suele ser del gusto de la mayoría de canes, que aprovechan el momento en que sus mantos son librados de partículas de suciedad y pelo muerto, para recibir los mimos de sus abnegados dueños.

Vacunas y tratamientos antiparasitarios

Tan pronto como tu Boerboel caiga en tus manos, llévalo a la consulta del veterinario y sigue todas sus indicaciones en lo relativo al calendario de vacunaciones de tu recién estrenado amigo. Consúltale también a este profesional sobre la posibilidad de colocarle una pipeta o collar antiparasitario con la que mantener a raya a todos los parásitos que tengan sus miras en su resplandeciente manto.

Enfermedades más comunes

Como ocurre con todos los perros masivos, el Mastín Sudafricano es proclive a sufrir determinados problemas de salud, cifrándose su esperanza de vida entre los 10 y los 11 años.

Dicho esto, debes saber que su salud es mejor que la de la mayoría de los perros de su tamaño, siendo las dolencias que más le afectan las siguientes:

  • Displasia de cadera. Su causante es una deformidad del hueso de la cadera, que en el peor de los casos puede llegar a ocasionar la cojera del animal.
  • Displasia de codo. Un desarrollo incorrecto de la articulación del codo que puede ocasionar artrosis.
  • Hiperplasia vaginal. También conocida como prolapso, esta dolencia de las hembras de la raza se manifiesta con una posible salida de la vulva, que adopta el aspecto de una lengua.
  • Una enfermedad que causan los ácaros demodex, que se encuentran en los perros y cuyos síntomas son extrema picazón y manchas audaces.
  • Entropión y ectropión. Unas dolencias oculares que tienen como consecuencia la irritación del ojo y el incremento del flujo vaginal. Las cataratas tampoco son ajenas a esta raza.
  • Luxación de rótula. El desarrollo incorrecto de la rótula hace que se mueva hacia dentro y hacia fuera, lo que también puede ocasionar cojera en casos extremos.
  • Un trastorno proliferativo que se hereda y que empeora por una actividad física y una alimentación incorrectas.
  • Enfermedad del corazón. La enfermedad cardíaca no es demasiado frecuente entre los miembros de la raza, si bien parece que sus casos han aumentado en los últimos tiempos.
  • Desde alergias alimentarias a las producidas por el polen y los ácaros, sus síntomas son de lo más diversos.
  • Cáncer. Las tumoraciones no son tampoco demasiado frecuentes en la raza y, en cualquier caso, suelen afectar a los ejemplares de avanzada edad.

boerboel-can-adiestramiento

Adiestramiento

El Boerboel es obediente y muestra una actitud positiva para el aprendizaje, lo que no implica necesariamente que su educación sea sencilla. Únicamente una persona habituada a tratar con perros grandes y de carácter dominante va a poder garantizar que su mascota se convierta en un animal confiable y predecible.

También es crucial que cuentes con la fuerza física necesaria para poder dominar a este espectacular perro en caso de que se descontrole. Sin llegar a este extremo, el Mastín Sudafricano va a tirar de ti de una manera impresionante cuando le saques a pasear, lo que deberá ser corregido durante su proceso educacional.

Es importante que sepas mantener entretenido a este perro, pues un animal de trabajo, por mucho que lo adoptes como can de compañía, ha de estar permanentemente ocupado, suavizando así su carácter rudo y dominante.

Enseñarle debidamente las reglas básicas de comportamiento, será uno de tus cometidos desde que tu Afrikan Berboel se incorpore a tu vida. Piensa que por muy buenazo que sea tu grandote amigo, su envergadura asustará a muchas personas.

También debes contar con que, por muy bien educado que lo tengas, de vez en cuando causará algún desperfecto, pues su gran tamaño le convertirá en un perro algo más torpe de lo normal.

Cuenta con la posibilidad de que que una vez tengas en casa a tu gran amigo, no todo lo que suceda sean tan idílico como te lo hubieras imaginado. Dentro de una misma raza, el carácter de un animal puede diferir bastante del de otro, por lo que tendrás que armarte de paciencia si quieres enseñar a un ejemplar algo rebelde a que se comporte como es debido.

En la otra cara de la moneda, el amor incondicional y la protección con los que te obsequiarán estos perros gigantes, bien hará que valgan la pena todos los sacrificios que debas llevar a cabo por ellos, lo que es una casi segura garantía de que no te arrepentirás.

Comprende que por muchos miembros que compongan tu familia, lo normal es que para un perro solo uno de ellos sea su dueño. Eso no se traduce en que sea irrespetuoso y desobediente con el resto, sino que para él un solo miembro de la familia va a ser el líder a seguir.

Decídete a educar de la manera debida a tu Mastín Sudafricano y conviértete para él en el líder alfa de la manada que te asegure que vuestra convivencia será placentera. Piensa que los canes descienden de los lobos, animales que viven en manadas obedeciendo una simple jerarquía.

Uno de los machos de cada manada es el que la lidera, o lo que es lo mismo, el que manda y decide. Tu misión será que tu perro te identifique como ese líder seguro y coherente, digno de ser seguido, respetado y obedecido.

Si no es así, tu Boerboel podrá verse a sí mismo como el macho alfa, lo que podría convertirle en un perro potencialmente peligroso, ya que en ese caso no permitirá que lo domines jamás.

A estas alturas es probable que ya conozcas que el refuerzo positivo es una de las maneras más fáciles y efectivas de educar a tu perro. En estas técnicas, el can es recompensando con algo de su gusto siempre que actúe como debe.

Al premiar un adecuado comportamiento, harás que tu perro quiera agradarte repitiendo la conducta que deseas, con tal de recibir su ansiado obsequio. Seguro que mientras lees estas líneas ya estás imaginando esa golosina para perros, con la que recompensarás de forma inmediata una conducta.

A pesar de ello, no te encasilles a la hora de abordar la educación de tu Boerboel, pues no solo debes recompensarle con chucherías caninas, sino también con largos paseos acompañados de sesiones de juego, con caricias mimos y alabanzas, así como con ratitos de esparcimiento en compañía de otros congéneres.


DMCA.com Protection Status