Bichón habanero: características, razas, cuidados y consejos sobre cómo adiestrar y educar a este perro

Bichón habanero: características, razas, cuidados y consejos sobre cómo adiestrar y educar a este perro
4.7 (93.33%) 15 votes




Su aspecto adorable, de pelo largo y suave le confiere un aspecto muy tierno a los ejemplares de esta raza, cuyos orígenes, pese a su nombre, se sitúan entre España e Italia. Lo que sí es cierto es que la misma se terminó desarrollando en Cuba, país donde fue frecuente que los miembros de la aristocracia los adoptaran como mascotas.

Lo más destacable de él es su alegría y excepcional vitalidad, lo que lo convierte en un perro de compañía ideal para las familias. Un can jovial y muy activo, que se proclamará como un compañero de lo más cariñoso.

bichon-habanero-todo-perro

Características de los Bichones de la Habana

Denominado también bichón de la Habana bichón habanés, bichón havanais, havanese o bichón cubano, es el perro nacional en Cuba. Una raza que comparte origen con el resto de bichones, que descienden de cruces de barbet (un perro ya extinguido) así como de perros de los llamados falderos de la cuenca del Mediterráneo.

En los siglos XVIII y XIX, llegan a Cuba los primeros ejemplares de bichón habanero, una época donde se les empezó a llamar “blanquitos de la Habana”, dado que era el único color en el que existían.

El bichón cubano moderno nace ya en el siglo XIX y por él también corre sangre de caniches y poodles alemanes, contando con las siguientes características.

  • Altura a la cruz: 21-29 cm
  • Peso: aproximadamente de 3,5 a 6 kilos
  • Tamaño: toys o enanos (razas pequeñas de perros)
  • Color: blanco puro, color tabaco, marrón habano, negro, marrón rojizo, leonado con un toque de carbonado
  • Esperanza de vida: de 13 a 15 años
  • Bueno para…: perro de familia. Le fascina jugar

Carácter de un Bichón Havanais – ¿Cómo son?

Estas extraordinarias mascotas, sin duda, se hacen querer. Su aspecto de perrito de peluche hace las delicias de todos aquellos entre los que reparte amor. Su simpatía le acompaña allá donde vaya, como lo hace su alegría. Vivaracho y risueño llegará dispuesto a querer a sus dueños y a que los mismos no vuelvan a sentir el aburrimiento.

Pueden presumir de ser una raza que se está utilizando para terapia de personas con problemas físicos o psíquicos a las que beneficia en gran manera. Sus visitas a hospitales y otros centros donde estos pacientes se encuentran ingresados es motivo de júbilo.

Otra de sus curiosidades es que se los considera ideales para la ayuda de niños a los que les cuesta leer en voz alta. Un tipo de psicología afirmativa que está arrojando resultados muy positivos.

Si estás buscando el más leal de los compañeros, no te defraudará. Por el contrario te conquistará, entre sus diversas virtudes, por sus trucos de cuerdas con los que tratará de captar tu atención.

Su inteligencia y su carácter abierto le harán llevarse fenomenal con los niños de la familia y con otras mascotas que pueda haber en la casa. Aunque su función es la de ser un perro de compañía, tampoco pueden negársele ciertas dotes como perro de aviso.

Quizás no sepas que durante un tiempo trabajaron en el circo, dado su carácter amigable y bonachón, empleo que afortunadamente hoy no se les da. Lo que sí practican es freestly canino, agility y obediencia competitiva.

Razas de Bichón Cubano – ¿Qué tipos existen?

No existen distintas razas de bichón cubano que tengan diferencias significativas, pero sí encontrarás ejemplares de muy diversa tonalidad que van desde la blanca pura, hasta el marrón habano, haciendo honor a su nombre, pasando por el marrón rojizo o por el leonado/carbonado. Incluso existen ejemplares negros.

¿Cómo alimentar al Havanese?

En las razas miniatura, como en el resto, la alimentación es un aspecto fundamental para que tu mascota goce del mejor estado de salud posible

Seguir leyendo
Sigue siempre las recomendaciones de tu veterinario y escoge una marca de referencia que garantice a tu toy los suficientes nutrientes para cubrir sus exigencias energéticas.

Para pequeños y cachorros

Los perros más pequeñitos o toys suelen necesitar algunos cuidados extra, si los comparamos con razas más grandes. Igual que el resto de los animales, lo ideal es que después de su nacimiento se pueda alimentar de leche materna y, en su defecto, de una leche para cachorros recién nacidos de la mejor calidad posible.

Una vez comiencen a salirle los dientes, el destete está al caer por lo que se les puede ir complementando la alimentación con papillas.

Posteriormente, tendrás que escoger un pienso seco de entre las mejores marcas y de la gama junior, indicados para perros miniatura, de manera que puedan seguir presumiendo de un pelaje y de unos dientes perfectos, a salvo de problemas de placa dental y mal aliento de los que suelen afectar a los perros de este tamaño.

Un cachorro suele comer unas 3 veces diarias y no debes rebasar las cantidades que los profesionales te indiquen. Estos piensos han de contener calcio, vitaminas y grasa en cantidades suficientes para hacer frente a las necesidades energéticas que su desarrollo motor y su capacidad de aprendizaje requieren.

Para grandes y adultos

A pesar de su pequeño tamaño, los ejemplares de esta raza sienten un gran apetito que parece que nunca se sacia. La clave está en darle de comer únicamente dos veces al día y la cantidad de pienso seco de calidad recomendada por tu veterinario, pues de lo contrario puedes hacer de tu mascota un perro obeso, problema que incidiría negativamente en las luxaciones de rótula que ya de por sí suele sufrir así como en la obstrucción de arterias y problemas de similar índole.

Para ancianos

Cuando un perro adulto cumple los 7 años de edad va superando su etapa de adulto y se le comienza a considerar como si fuera un anciano. A menudo su vitalidad sigue siendo la misma, pero su cuerpo no le responde como antes por lo que es muy importante que le suministres un suplemento nutricional que refuerce la salud de sus huesos, gracias a que se trate de un pienso con un alto contenido en calcio.

También suele ocurrir que comience a coger peso, por lo que sus alimentos no deben tener alto aporte calórico y han de ser ricos en ácidos grasos Omega 3, vitaminas A y D y minerales esenciales.

Salud e higiene: ¿cómo cuidarlos?

El bichón cubano es una raza de perro cuyos cuidados básicos son relativamente sencillos, en relación con algunas otras razas, por lo que no precisa de un exceso de atención por parte de sus dueños.

Eso sí, como cualquier otro animal ha de estar perfectamente aseado y con sus necesidades básicas cubiertas, lo que implica:

Cuidados básicos

Si mimas en exceso a tu bichón habanero o estimulas su carácter un poco fuerte de por sí, en cierto modo estarás empeorando su maravillosa forma de ser. Recuerda que este perrito disfruta mucho viviendo en un hogar y no en un patio o una perrera, pero también necesita ciertas dosis de ejercicio dada su inquietud y su vitalidad.

Alegres y juguetones, les encanta compatibilizar el confort del hogar y de la vida familiar con su agradable paseo diario, que los hace más sociables. Para que todo discurra por los cauces más deseables, lo mejor es educarles en obediencia desde pequeños.

Higiene

Cepillado

Su suave manteo de pelo es sedoso y ondulado y presenta un ligero rizo. Este perro presenta pelaje de un solo manto o bien tiene la capa interna poco desarrollada. En el caso de que no le recortes el pelo, llegará a tenerlo muy largo, pudiendo llegar a medir hasta 18 centímetros.

No se les suele recortar el manto pero sí hay que cepillárselo con regularidad. Hay dueños que prefieren pelarlos o al menos recortarles las capas con tijeras hasta conseguir un largo más manejable.

Si tiene nudos contundentes, se les puede aplicar una carda aunque no resulta demasiado conveniente la utilización de este accesorio, ya que es muy áspero. A pesar de que su pelo tienda a enredarse, lo que diferencia su pelaje del de otras razas es el no necesitar de peluquero canino, siempre que no te olvides de cepillarlo habitualmente (unas 3 veces por semana).

Una ventaja que presenta es la de no perder pelo, por lo que se trata de un perro hipoalergénico.

perro-bichon-tipos-raza

¿Cómo bañarlos?

Deberás bañar a tu bichón habanero cuando esté sucio, tratando de evitar los lavados frecuentes (no hacerlo más de una vez en el mes).

Cuando vayas a bañarlo, asegúrate de hacerlo con un champú rico en proteínas o en cuya formulación predominen los ingredientes naturales y nunca hacerlo con un champú para personas. En el caso de que presente algún problema a nivel dermatológico, pide el consejo de tu veterinario sobre el champú a utilizar. A continuación revísale orejas, uñas y dientes.

Tras el baño es fundamental que lo seques bien, sobre todo si estamos en invierno. Hazlo con un secador que no le acercarás demasiado ni pondrás a temperatura muy alta y no lo saques a la calle hasta que no esté totalmente seco. En verano, bastará con retirar con una toalla el exceso de humedad y con dejar secar al aire.

Higiene dental

Como ya hemos indicado, las dentaduras de los perros más pequeños, precisan de unos cuidados especiales porque son muy tendentes a la acumulación de la placa y del sarro, que entre otros problemas, produce mal aliento.

Lo que se recomienda es un adecuado cepillado de dientes, pero tienes que contar con el hecho de que es muy probable que a tu mascota no le resulte nada agradable y tienda a ponértelo difícil, por lo que para evitarlo te interesa acostumbrarlo a este hábito desde cachorro.

De todos modos y tanto si tu bichón de la Habana se deja cepillar la dentadura como si no, procura tener siempre en casa esas galletitas y huesos que les resultan tan apetecibles y que te ayudarán a solucionar el problema de la acumulación de placa bacteriana, al mismo tiempo que utilizas estos snacks para establecer con ellos un sistema de premios.

Salud

Evitar los parásitos

Igual que ocurre con el resto de razas de perros, el bichón habanero, con la llegada del verano queda expuesto a los parásitos externos más conocidos que afectan a los perros y que no son otros que las garrapatas y las pulgas. A nivel interno, los más temidos son los gusanos intestinales.

Tienes que partir de la base de que no es necesario que lleves a tu mascota al campo o a la playa para que sufra estos problemas, pudiendo ser atacados por ellos en cualquier momento y lugar.

No en vano, pulgas y garrapatas encuentran en la sangre de los perros los nutrientes que necesitan para vivir y reproducirse, haciendo enfermar en muchas ocasiones a nuestras mascotas, con consecuencias que pueden ser graves.

Evitar los ambientes en los que estas mascotas viven, se convierte en una especie de “misión imposible”, salvo que las mantengas únicamente en el interior del hogar.

Puestas así las cosas, lo mejor para evitarlo es aplicarle a tu mascota un tratamiento preventivo que te indicará el propio veterinario y que suele consistir en pipetas o collares antiparasitarios.

La Leishmaniasis es otro de los problemas más acuciantes para los dueños, por lo que se debe optar por la vacunación o por ponerle un collar que repela al mosquito flebótomo, causante de la misma.

Vacunación

Los cachorros necesitan seguir un correcto calendario de vacunaciones que incluyan todas aquellas enfermedades comunes que puedan dejar una honda mella en su salud de no prevenirse.

Al adoptar un cachorro, lo ideal es recibir su cartilla de vacunas con la que poder acercarte al centro veterinario, donde podrán explicarte qué vacunas tiene ya puestas y cuáles le faltan por ser administradas.

Es esencial que el profesional evalúe clínicamente al cachorro y que nunca lo vacune si se encuentra enfermo. Antes de proceder a vacunarlo, debe asegurarse de que esté bien desparasitado.

Problemas de salud comunes

El bichón havanais se caracteriza por ser una raza con muy buena salud pero que, como cualquier otra tiene una inclinación natural a sufrir algunos problemas como puedan ser:

  • Problemas en los ojos y en especial la displasia en la retina y las cataratas cuando son ancianos. Lagrimea con facilidad y es frecuenta que desarrolle lagañas y tinción lagrimal (color que se asemeja a un tono café parduzco bajo los ojos), más evidente en ejemplares de manto blanco
  • Problemas de oídos y en concreto otitis
  • Enfermedades cardíacas
  • Luxación de rótula
  • Ha de mantenerse una cuidada higiene de sus glándulas anales, a fin de evitar posibles problemas

De este modo y para evitar cualquier complicación en la salud de tu mascota, nada como mostrarte atento a los cambios que pueda presentar y llevarla con regularidad a la consulta del veterinario para que la someta a revisiones periódicas.




Paseos y juegos para educar y enseñar a un Havanese

A este perro de interior le encanta estar con compañía de su familia. Despierto como él solo, encantador, afectuoso y juguetón hasta la saciedad, no presenta ningún riesgo de agresividad ni de posesividad.

Aunque el bichón de la Habana, si se compara con otros perros, no tiene una necesidad tan alta de ejercicio, lo que cierto es que una actividad moderada, que incluya pasos diarios y juegos que no sean rudos, ayudarán a forjarle un estupendo carácter, a lo que también ayuda un adiestramiento en obediencia.

¿Cómo pasear a un Bichón Cubano?

Enfrentarte a un paseo con tu pequeño bichón siempre será mucho más sencillo si te hace caso, lo que pasa por un adiestramiento de cachorro que te haga adquirir la seguridad de saber cómo se comporta tu mascota ante las diferentes eventualidades que puedan presentarse durante la caminata (como la presencia de otros perros y personas ajenas a su círculo).

¿Cómo adiestrar a un Bichón de la Habana?

Del mismo modo que sucede con el resto de los perros en su etapa de cachorros, el bichón cubano necesita sociabilizarse para aprender la forma de relacionarse con otros perros, así con otras mascotas, con la familia que lo adopte y con el resto de su entorno.

Un perro óptimamente sociabilizado supondrá una garantía de falta de aparición de futuros problemas debido al miedo. Si tu pequeño bichón no ha tenido acceso a conocer, por ejemplo, un entorno urbano, está expuesto a que cuando entre en contacto con él sienta miedo.

Es fundamental establecer una serie de reglas básicas de obediencia que logren una buena comunicación dueño-mascota y que le permitan relacionarse con normalidad con otros perros cuando van por la calle. Tu mascota no ha de sentirse en ningún momento sobreprotegida, pues correrías el riesgo de que se volviera tímida e incapaz de relacionarse con otros perros.

En el caso de que cuentes con un ejemplar de muy buena calidad, es posible de que te encuentres con la sorpresa de que si decides aparearlo rechace a su pareja, con quien puede mostrar agresividad o simple indiferencia.

Esta cuestión cobra especial importancia en los machos y se llega a ella sociabilizándolo en demasía con las personas y nada con otros perros, por lo que, llegado el momento, se muestran incapaces de afrontar unas adecuadas relaciones sexuales.

¿Qué juguetes son los mejores para esta raza?

Tienen una naturaleza desenvuelta, cariñosa y juguetona que muchos califican de “encantadora”. Grandes compañeros de juegos para los niños y para otras mascotas con las que conviva en su hogar, llaman la atención por su curiosidad.

Si algo les entusiasma es lucirse y correr en círculos. Siempre está predispuesto al juego y domina los trucos de cuerdas con los que complacer a su amo. Adoran a los niños y juegan con ellos hasta caer exhaustos, si bien su tendencia suele ser la de encariñarse más con una determinada persona, que suele ser una mujer.

Amables, cálidos y graciosos serán felices siempre que les pueda dedicar algo de tiempo y, si es jugando, mucho mejor aún.

bichon-habanero-raza-caracteristicas

El Bichón Habanero como perro de compañía

Este perrito de compañía siempre se mostrará dispuesto a gozar del ambiente familiar y de que le acaricien, le hablen, le halaguen y, en general, le mimen. Por el contrario, lo que detestan es quedarse solos demasiado tiempo.

Si decides aumentar la familia adoptando una mascota, no te arrepentirás de que el nuevo miembro sea un bichón cubano. Recibirás, junto con el resto de la familia, increíbles muestras de afecto desde el primer momento que entre a ser uno más de ella.

Por otro parte y según ya hemos indicado es importante que el perrito también se sienta querido y en compañía, pues sus necesidades de no sentirse solo son más altas de las que presentan la media de las razas, pero sin tener que estar pegado todo el día a su dueño.

Si le permites relacionarse con otros perros, estarás propiciando la plena comunicación con otros animales y “en su propio idioma”. Por otra parte y en cuanto a la relación con los humanos, es primordial que realices un esfuerzo por comprender por qué hace las cosas qué hace, lo que puede incluir alguna travesura de pequeño, como que mordisquee los zapatos de su dueño, ya que al estar impregnados de su olor le proporcionan seguridad cuando se encuentran solos.

¿Qué hacer con él cuando nos vamos de viaje?

Un buen perro de compañía podrá desplazarse contigo a todos los lugares que desees siempre y cuando le acostumbres de cachorro a comportarse como es debido. Cuando vayas en coche ocurrirá igual.

Si su carácter es tranquilo, viajaréis sin ningún tipo de problema si lo llevas sujeto con el cinturón de seguridad, como indica la ley y siempre teniendo la precaución de colocarlo un arnés que evite que en el caso de un frenazo inesperado, sufra un tirón en el cuello.

Si consideras que su carácter es demasiado nervioso para que viaje así, hazte con un buen transportin que se corresponda con su tamaño. Otros complementos muy útiles que tu bichón habanero agradecerá que lleves siempre contigo cuando vayas de viaje, son un comedero y un bebedero, con los que saciar su hambre y sed en caso de necesidad.

DMCA.com Protection Status