Perro Affenpinscher: características, alimentación y consejos sobre cómo educar, adiestrar y alimentar a esta raza

Perro Affenpinscher: características, alimentación y consejos sobre cómo educar, adiestrar y alimentar a esta raza
4.7 (93.33%) 15 votes

Su pequeño tamaño y su aspecto desaliñado, original y extravagante, que algunos ven similar al de un simio, hacen del Affenpinscher una raza de perros peculiar. Su carácter tan juguetón y activo, sugiere incluso unas notas de nerviosismo.

Lo que te llamará la atención de ellos es que, a pesar de su reducido tamaño, son perros valientes, muy inteligentes y despiertos que siempre van a mostrarse alertas, razones que les convierten en excelentes guardianes que con sus ladridos delatarán a cualquier extraño.

AFFENPINSCHER-raza-perro-todo-tipo

Características de los perros Affenpinscher

Los Affenspinschers proceden de Alemania, país donde su nombre significa “perro mono”, dada la similitud a la que acabamos de aludir. Algunas otras de sus denominaciones son Affen, Monkey Pinscher o Black Devil. Se trata de una raza bastante antigua de la que hemos de decir que algunos ejemplares aparecen en ciertas pinturas anteriores al siglo XVI.

El más pequeño de los perros de los pinschers y de los schnauzer, que también se conoce como el “terrier mono”, presenta las siguientes características:

  • Altura a la cruz: 24-28 cm
  • Peso: aproximadamente de 2,9 a unos 6 kg
  • Tamaño: razas de perros toys o enanos
  • Color: El color predilecto es el negro aunque las marcas y tonos en grises y en castaños también se admiten junto con algunas otras
  • Esperanza de vida: 12-14 años años
  • Bueno para…: perro de compañía y perro vigía. Le encanta cazar conejos y vivir en familia, jugando sin parar

Carácter de un Affenpinscher – ¿Cómo son?

El Affenpinscher es un perro afectuoso y cariñoso al que le gusta la cercanía con su dueño, por lo que son extraordinarias mascotas de compañías para las familias. Leales y divertidos, sus ademanes cómicos son parte de su encanto, que suele cautivar desde el principio a todos los que con él conviven.

En lo concerniente a sus ladridos, están dotados de un particular timbre, que para nada es grave y que suele recordar al de un cachorro. Su aspecto natural es bastante desastroso, lo que le confiere una apariencia que algunos califican de “penetrante inteligencia”.

Buen perro vigía, disfruta cazando conejos, debido a su parecido con los terriers. También se ha ganado a pulso su fama de cazador de ratones y otros pequeños animales, por lo que con este fin era normalmente mantenido en establos y negocios.

Aunque su tamaño no es que le permita ser un perro de protección, como perro guardián no tiene precio pues desempeña a la perfección sus labores de vigilante. Sus muchas cualidades terminan por hacer de él una mascota adorable para cuantos le rodean.

Sus travesuras no parecen tener fin y hay quien los califica incluso de chismosos. A sus dueños les fascina verles caminando sobre sus patas traseras y meneando las cejas como lo haría Groucho Marx.

Está contrastado que en una ocasión, un ejemplar de esta raza no cedió ante un potro que se mostraba enfurecido, actitud que otros perros de un tamaño muchísimo mayor es muy posible que no hubiesen mantenido.

Por si todo esto fuera poco, se sabe que en Alaska uno de estos pequeñines se enfrentó solo a un oso pardo. Tanto llamó su valentía la atención de ese gigantesco animal, que terminó por retroceder y marcharse. Una hazaña digna de comentar, sin duda.

Razas de Affenpinscher – ¿Qué tipos existen?

En cuanto a las razas de Affenpinscher que existen, lo cierto es que la diferenciación llega de la mano del color, ya que el llamado “perro mono” puede contar con las siguientes tonalidades:

  • Negro
  • Negro óxido
  • Gris
  • Plata
  • Negro y Fuego. Esta variedad cuenta con manchas simétricas
  • Marrón claro u oscuro
  • El color rojo es posible que varíe de un rojizo amarronado a un rojizo-anaranjado
  • Blanco

¿Cómo alimentar a los perros Affenpinscher?

La alimentación es una de las variables de las que va a depender la salud de tu Affenpinscher. Como en el resto de las razas, es muy recomendable seguir una correcta pauta que le aporte los suficientes nutrientes y energías.

Para pequeños y cachorros

Los perros de raza enana o toy, perfectas mascotas de compañía, requieren una serie de cuidados especiales que otras razas más grandes no precisan. Lo ideal es que después de nacer puedan alimentarse con leche materna, como cualquier cachorro. Si ello no es posible deberemos optar por leche para recién nacidos.

Pronto le saldrán los dientes, señal inequívoca de que comienza el destete, por lo que desde un tiempo antes podremos ir complementando su alimentación con papillas.

Superada esta etapa, es fundamental que escojas un pienso seco de calidad de los de la gama junior de entre los específicos para razas toys, que van a cuidar tanto de su pelaje como de su sistema inmunitario, así como de su dentadura.

Respecto de esta última, los perros de este tamaño son muy proclives a acumular placa dental y a sufrir mal aliento.

Las cantidades de comida vendrán especificadas por el fabricante y los cachorros suelen ser alimentados tres veces al día. Lo importante es que los piensos para cachorros tengan grasa, calcio y vitaminas y que les proporcionen la necesaria energía para el desarrollo motor y para todo aquello que deban aprender en este período.

Para grandes y adultos

Cumplido el primer año de edad, la cantidad de comida diaria para un adulto de esta raza va de ¼ a ½ de taza de alimento seco de la mejor calidad para adultos toys, dividido en dos comidas.

Si quieres asegurarte de que a tu Affenpinscher no le sobra peso, será tan sencillo como que hagas una simple prueba práctica. Coloca las manos en la espalda de tu mascota, extendiendo los dedos hacia abajo. Tienes que sentir sus costillas pero no verlas, sin necesidad de apretar con fuerza. De no ser así, necesitará menos cantidad de comida y más tiempo de ejercicio.

Este perro pierde gran cantidad de pelo durante la muda por lo que se aconseja un buen cepillado cada día y una completa dieta. A mayor calidad de alimentación, mejor pelaje tendrá. Ten en cuenta que una dieta pobre en vitamina B, puede suponer que le reseque y se le caiga el pelo.

A nivel intestinal son delicados por lo que no es descartable que sufran a menudo problemas de esta índole. Por esta razón, huye de aquellos piensos que están compuestos primordialmente por cereales y harinas.

Para ancianos

A partir de los 7 años de edad el perro va dejando atrás su etapa de adulto y pasa a ser considerado un anciano. Aunque su actitud siga siendo tan vital como la de antes, su organismo comienza a necesitar un suplemento nutricional que favorezca, entre otros aspectos, la salud de sus huesos, por lo que nos tenemos que fijar en la cantidad de calcio que contiene su pienso.

Lo normal es que también tienda a acumular peso, por lo que se verá favorecido por los alimentos con bajo aporte calórico, ricos en ácidos grasos Omega 3 y en minerales esenciales, así como en vitaminas A y D.

AFFENPINSCHER-paseo-como

Salud e higiene: ¿cómo cuidarlos?

El Affenpinscher es un perro fácil de cuidar en la medida que no presenta ninguna tendencia a desarrollar concretas enfermedades, por lo que con él sus dueños podrán mostrar una actitud más relajada en este sentido.

Los aspectos sobre los que tienes que prestar especial atención para mantenerlo perfectamente limpio y sano son los siguientes:

Cuidados básicos

Esta raza, aunque inquieta y juguetona hasta la saciedad, no necesita grandes dosis de ejercicio. Un buen paseo diario, mimos y juegos en casa bastarán y aunque se trate de un pequeño apartamento, serán suficientes para mantenerlo en forma.

Alegres como pocos, estos perritos se adaptan perfectamente a la vida en familia pero agradecen el paseo diario, pues mejora su capacidad de sociabilización y les proporcionan la estimulación mental que precisan. Es importante adiestrarles en obediencia y algo que les fascinará será el hecho de que les enseñes trucos, lo que mantendrá sus mentes activas y pasará a engrosar su repertorio de “monerías”, nunca mejor dicho.

Higiene

Cepillado

El cuidado del pelo resulta un poco complicado en estos pequeñines. No es la mejor idea cortarle el pelo (solo suelen ser pelados los que participan en demostración), pero sí debes estar atento a cepillarlo con frecuencia. Una buena idea es que un profesional canino se haga cargo de su pelo (al que hay que dar forma una vez cada tres meses) y tú te encargues de su cepillado diario.

¿Cómo bañarlo?

El baño en los perros Affenpinscher es un aspecto a considerar, ya que no debe realizarse en exceso. Lavarlo una vez al mes, siempre que esté convenientemente vacunado, puede ser la rutina a adoptar.

A la hora de bañarlo y como parte de su propio aseo, han de revisarse las orejas, junto con los dientes y las uñas. Deben extraerse los pelos que crecen hacia abajo dentro de las orejas, lo que propiciará que se mantengan los oídos limpios y a salvo de infecciones.

De esta raza hay que destacar su especial sensibilidad a las temperaturas extremas, que puede acabar afectando también negativamente a su pelaje.

Es fundamental el uso de un champú adecuado para su pelo, que podrás buscar en los establecimientos especializados en el cuidado canino y no usar nunca un champú para personas. En el caso de que sufra cualquier problema cutáneo, usa uno específico. Después asegúrate de secarlo bien, porque los perros toys son muy proclives a coger frío. En verano, bastará con que retires el exceso de humedad con una toalla y dejes secar al aire. En invierno, sin embargo, puedes recurrir a la ayuda de un secador, pero sin acercarlo demasiado y sin temperatura alta, no siendo convenientes las salidas a la calle con el pelo mojado.

Higiene dental

Ya hemos hecho referencia a que en los dientes de los perros toys tiende a acumularse placa o sarro, que produce mal aliento y otros problemas de salud. Un correcto cepillado dental es lo más recomendable, pero en muchas ocasiones los Affenpinscher no tienden a ponerlo muy fácil, salvo aquellos que hayan sido acostumbrados a esa rutina de higiene desde pequeños.

Una solución idónea puede ser la de tener en casa esas galletas y huesos que tanto les gustan y con las que solemos premiarlos, que sirven a la vez para mantener la placa bacteriana a raya, por lo que cumplen dos funciones al mismo tiempo.

Salud

Evitar los parásitos

Como cualquier raza de perros, los Affenpinscher están expuestos permanentemente a infecciones con parásitos externos, como pulgas y garrapatas, e internos, como gusanos intestinales, tanto en el parque, de paseo o hasta en casa.

La llegada de la primavera es un factor que incide negativamente en ello y es en esta época cuando más debemos proteger a estas mascotas con pipetas o collares antiparasitarios.

La Leishmaniasis es otra de las enfermedades que mantienen en vilo a los dueños de perros, por lo que es crucial la vacunación o la puesta de un collar repelente del mosquito flebótomo para evitarla.

Vacunación

Igual que las demás razas, los Affenpinscher deben contar con un calendario de vacunaciones al día. Ello conlleva una primera dosis que se administra en torno a los 45 días de su nacimiento, una segunda de refuerzo 15 o 20 días después y así nuevamente cada 20 o 30 días, hasta llegar a las 4 dosis. Medio año después recibirá un nuevo refuerzo, al que seguirá uno más al año el resto de su vida.

Problemas de salud comunes

El Affenpinscher es un animal robusto que no posee ninguna especial predisposición para enfermedad concreta alguna, dado que al haber pasado por una intensa selección como animal de compañía, su resistencia ha llegado a ser una de sus principales características.

Como ya hemos indicado, se trata de una raza fácil de cuidar y sin grandes problemas de salud, de hecho presumen de un estado físico muy bueno, pero, que como cualquier otra raza, es especialmente propensa a sufrir una serie de enfermedades, como puedan ser:

  • Patologías en los ojos
  • Dificultades a nivel respiratorio
  • Problemas de rodilla y fracturas

Su hocico corto le hace más difícil la respiración tras un ejercicio intenso o en aquellos lugares con clima cálido. Es conveniente que de este modo se eviten problemas relacionados con los golpes de calor.

Del mismo modo, es prudente someterlos a una revisión veterinaria de cachorros para ver si tienen la fontanela abierta, pues a algunos ejemplares les pasa.

AFFENPINSCHER-raza-perro

Paseos y juegos para educar y enseñar a un Affenpinscher

Los Affenpinscher resultan ideales para personas a las que les guste el ejercicio físico moderado, pues estos pequeñines requieren una caminata diaria para preservar su estado de salud.

En el paseo debes tener cuidado porque su carácter valiente y activo, junto a su gran coraje es probable que lo lleven a enfrentarse con otros perros, inclusive aquellos mucho más grande que ellos, e incluso con humanos. Vamos a darte algunas claves para que puedas conseguir un perro no solo sano, sino también feliz.

¿Cómo pasear a un Affenpinscher?

Debido al carácter valeroso de los Affenpinscher, se hace especialmente necesario que tu mascota te haga caso, por lo que el adiestramiento desde cachorro es fundamental para que puedas salir a la calle con él sin miedo a altercados. Enseñarle normas básicas de sociabilización es lo ideal.

¿Cómo adiestrar a un Affenpinscher?

Lo primero que tienes que hacer para adiestrar este tipo de mascota en casa es conocer cuál es su carácter y entender su mente que no es para nada complicada. Se trata de animales de manada, que van a necesitar de una familia y de la compañía que puedan brindarle.

Su origen es cazador, lo que indica gran tenacidad, energía a raudales e instinto de persecución. Pero quizás el dato más importante que no puedes dejar pasar por alto es el de que tienen una mentalidad jerárquica, resultado de que en la manada hay un líder, al que los demás siguen. Esto es importante porque nada tiene que ver que le des todo tu amor, que juegues con él y que lo cuides cuanto esté dentro de tus posibilidades, con que olvides la disciplina, pues en ese caso le estarás haciendo un flaco favor a tu fiel amigo.

Ahora bien, como es natural, hay modos y modos de imponer disciplina, siendo el mejor el adiestramiento positivo o la recompensa a su buen comportamiento. Irás observando que mientras vayas haciéndole ver aquello que hace bien para que lo repita y le recompenses por ello, los malos hábitos acabarán por esfumarse.

Por muy testarudo que sea, mantente firme, sin necesidad de gritar. Será suficiente con que te muestres inflexible y más cabezota que él. Un perro bien adiestrado y al que se somete al suficiente ejercicio para que se encuentre tranquilo, facilitará mucho la convivencia.

¿Qué juguetes son los mejores para esta raza?

Incansables juguetones, más aún de cachorros, estos payasetes se muestran tremendamente agradecidos con cualquier tipo de juguetes. En zonas controladas, les encantará que juegues con ellos a la pelota y además acabarán rendidos.

Otra magnífica opción son los juegos de inteligencia con sus premios favoritos. No se sabrá quién entretiene a quién pues sus gestos y sus gracias te harán desternillarte de risa. Si tienes tiempo, podréis estar jugando durante horas pues pocas actividades les satisfacen más que esa.

La siguiente opción idónea para ellos son los juegos de búsqueda que les permitan el desarrollo de sus instintos de cazador y a los que tampoco querrán poner fin.

El Affenpinscher como perro de compañía

Este excelente perro de compañía que en casa se muestra vivo y curioso, suele llevarse bastante bien con el resto de las mascotas, sobre todo si ha crecido con ellas.

Es importante una adecuada sociabilización desde pequeño, de manera que para no volverse demasiado celoso, te recomendamos que lo relaciones de cachorro con todas las personas y animales que puedas, pues este hecho será determinante para que tenga un mejor carácter y sea más equilibrado e independiente.

Cariñoso y amigable disfruta mucho con la compañía de los suyos, yendo de acá para allá, buscando incansable nuevas formas de entretenerse. Sin embargo, no es una raza demasiado recomendable para la convivencia con niños pequeños, con los que no se lleva demasiado bien.

El fuerte instinto de guarda que conservan, hará que alerten a sus amos de la presencia de extraños. Necesitan ser tratados con firmeza para no considerarse líderes de la manada que para ellos representa la familia. De no hacerlo así, es muy probable que esta mascota se vuelva celosa, ladradora y caprichosa.

Aunque le encanta un jardín en el que jugar, este perro se adapta muy bien a vivir en casas de todos los tamaños, incluso en apartamentos, si bien los ambientes demasiado cálidos no hacen ningún bien a su pelo.

Aunque el juego cumpla en parte sus necesidades de ejercicio diario, también necesitará un buen paseo, pues el caminar en él es un instinto primario. Es importante evitar que se acostumbren a saltar demasiado porque sus patas son muy delicadas y podrían acabar por resentirse.

Quienes con ellos conviven confirman la necesidad de corregir su tendencia a ladrar cuando todavía son cachorros, pues después te resultará bastante más difícil.

¿Qué hacer con él cuando nos vamos de viaje?

Es esencial que acostumbres a tu perro a acompañarte en todas las situaciones, comportándose debidamente, lo que incluye los desplazamientos en coche. Eso sí, utilízalo no solo para llevarlo al veterinario, sino también con otros fines, de forma que no asocie necesariamente tu vehículo con la consulta, que probablemente no sea de su agrado.

Si es capaz de afrontar los viajes con la suficiente tranquilidad, bastará con que lo sujetes con el cinturón de seguridad, como impone la ley y con un arnés, para que no resulte perjudicado por algún tirón del cuello que ocasione un frenazo. En el caso de que muestre demasiado nerviosismo puedes optar por llevarlo en un transportin acorde con su tamaño.

Finalmente, tu Affenpinscher agradecerá que lleves contigo un bebedero y comedero portátil del que puedas echar mano en caso de necesidad.


DMCA.com Protection Status