Cocker Spaniel Inglés: todo sobre alimentación y cuidados para esta raza

Cocker Spaniel Inglés: todo sobre alimentación y cuidados para esta raza
4.3 (86.25%) 16 votes

petyzoo-tienda-online



 
El english cocker spaniel es un perro alegre, bullicioso, dulce, dócil y apasionado. Su aspecto es adorable y entre sus rasgos más característicos destaca esa triste mirada que hace que se salga con la suya más veces de las que debiera.

Esta afirmación contradice la fama de malhumorado, ruidoso y cascarrabias que en ciertos momentos ha querido atribuírsele al cocker. Por el contrario, el poeta inglés del siglo XIV Chaucer, que escribió “Los cuentos de Canterbury” lo definió como un perrito muy afectuoso.

cocker-cuidados-consejos

Todo lo que deberías saber sobre el Cocker Spaniel Inglés

Lo único que puede considerarse cierto respecto a que los cocker puedan ser algo “malillos” es que cuentan con un carácter fuerte pero, al no dar esa apariencia, suelen dar con dueños que no están preparados para contrarrestar las consecuencias de tal carácter, lo que puede acarrear ciertos problemas de comportamiento.

Por lo demás este perrito que destaca por su inteligencia y que es muy juguetón y sociable, siente un enorme apego por su familia de adopción y se mostrará encantado siempre que pueda compartir mucho tiempo con sus miembros. Su adaptación a cualquier entorno, tanto urbano como rural, está igualmente garantizada.

Origen

Tras la formación del Kennel Club, los cocker spaniel fueron razas separadas del Field y del springer spaniel. Al principio se les denominaba “cocking spaniel”. Este nombre deriva del antiguo francés “spaigneul” que se traduce como “perro español”, dado que la raza originaria procedía de España, donde era utilizado como cazador y cobrador.

Su llegada a Inglaterra se debe a los dueños españoles y pronto adquirieron enorme fama, que le hicieron ser protagonista de referencias literarias por parte del mismísimo Shakespeare.

Esta raza vivía para la caza y, dependiendo de su tamaño, así eran las presas a la que debían abatir. Los ejemplares más grandes se usaban para cazar mamíferos mientras que los más pequeños eran destinados a la caza de aves. En aquel entonces a los que hoy conocemos como cocker spaniel, springer spaniel, Sussex spaniel y spaniel de campo, se les consideraba un único grupo.

La separación de estas razas llegó a finales del siglo XIX y fue entonces cuando se produjo el primer reconocimiento oficial del cocker spaniel. A la hora de cazar, su principal cometido era y sigue siendo, el de levantar la gallinuela o becada.

Su popularidad siguió subiendo como la espuma tanto en Gran Bretaña como en el resto de Europa, siendo exportado con posterioridad a Estados Unidos donde también fue muy apreciado. En este país los criadores decidieron que la raza mejoraría de apariencia gracias a algunas modificaciones, por lo que se afanaron en ello.

Esta idea no convenció en absoluto a los cinófilos británicos, que sin más prohibieron los cruces entre la raza original y la variante americana. De esta manera, ambas variedades quedaron separadas en dos razas diferentes, el cocker spaniel inglés y el cocker spaniel americano.

El cocker americano llegó a ser famosísimo en su país, desbancando al perteneciente a la versión inglesa. Sin embargo, la variedad americana apenas se conoce en el resto del mundo, mientras que el cocker spaniel inglés sigue siendo muy valorado.

Características y rasgos físicos

Con una altura a la cruz de entre 39 y 41 centímetros y un peso que ronda los 12-14 kilos, este simpático y activo perrito cuenta con un cuerpo atlético, fuerte, compacto y equilibrado, que baja un poco hacia la cola. En esta raza la medida del suelo a la cruz así como de esta última a la cola es prácticamente igual…

Seguir leyendo

Su cabeza está bien modelada, sin ser demasiado fina ni excesivamente tosca, con un aspecto ligero. Sus ojos son marrones, dulces y grandes, con la excepción de los de perros cuyo pelaje es total o parcialmente de tono hígado, que pueden tener los ojos color avellana, Nunca pueden ser de color claro. Su expresión de ojos denota inteligencia y es brillante, alegre y siempre alerta.

Su stop o depresión naso-frontal está bien marcado. Su trufa es grande y ancha y su hocico es cuadrado con mandíbulas poderosas. Sus orejas son largas y sedosas, de inserción baja, a la altura de los ojos y de forma lobular.

Su pecho está bien desarrollado y es profundo, ni muy ancho ni muy estrecho. Sus extremidades y su parte inferior del cuerpo han de tener flecos. Su cola no es muy corta y sigue la línea del lomo, estando levemente curvada y siendo de inserción baja.

En la antigüedad se le amputaba la cola para que las heridas sufridas durante las jornadas de caza fueran menos. A día de hoy esta práctica carecería de sentido porque la mayoría de los cocker son perros de compañía y, aunque en algunos lugares se les sigue amputando con fines estéticos, afortunadamente en otros muchos sitios esta cruel práctica está prohibida.

Color y pelaje

El pelo del cocker es liso, sedoso y uniforme, poco profuso y nunca rizado. El estándar acepta cuatro variedades de color:

  • Colores sólidos. Negro, rojo, hígado, dorado, hígado y fuego, negro y fuego. Estos ejemplares pueden presentar una marca blanca en el pecho.
  • Negro, blanco y fuego así como hígado, blanco y fuego.
  • Negro y blanco, hígado y blanco, naranja y blanco, limón y blanco. Cualquiera de ellos puede presentar o no moteado.
  • Azul ruano, hígado ruano, naranja ruano, limón ruano, hígado ruano y fuego, azul ruano y fuego.

cocker-higiene-consejos

 


Temperamento

Ni que decir tiene que un ejemplar de cualquier raza es único y que cuenta con su propio carácter, si bien es cierto que pueden darse unas características globales que se observan en cada una de ellas y que suelen afectar a la mayoría de sus miembros.

En el caso del cocker se trata de un perrito muy cariñoso y dependiente de su dueño. Ya hemos hecho alusión a su fuerte carácter, por lo que puede precisar un adiestramiento más exhaustivo que otras razas del mismo tamaño, pero bien enseñado se convertirá en un compañero amoroso.

Con los suyos el cocker spaniel suele mostrarse tierno y dulce y todo el tiempo le parecerá poco para estar junto a ellos, mientras que con los desconocidos la tendencia es a mostrarse distante. La alegría es una constante en su vida y la compagina con su actitud nerviosa y juguetona, por lo que se trata de una mascota ideal para una familia activa, que pueda ofrecerle a partes iguales el cariño, la atención y la actividad que demanda.

Pese a tratarse de un can muy enérgico, en situaciones normales, no destaca en absoluto por ladrador, sino más bien por todo lo contrario. Su actitud, que puede calificarse de algo silenciosa, sorprende y es uno más de los puntos a favor de esta raza.

En el capítulo de los posibles problemas de conducta que pueda presentar un cocker sobresalen el que tienda a ser destructivo cuando se le deja solo demasiado tiempo, el que quiera perseguir animales pequeños, dado que lleva dentro a un cazador innato y el que algunos de estos perritos puedan tener algunos episodios de agresividad en ciertos momentos de su vida, pese a que en principio sus niveles de agresividad son bajos.

Como en el resto de los razas todos estos problemas pueden corregirse sin mayor dificultad siempre que el perro sea socializado correctamente y, si puede ser desde cachorro, mucho mejor. Lo habitual es que estos problemas aparezcan cuando el perro no haya sido socializado convenientemente, ni tampoco se le haya estimulado lo suficiente a nivel físico y mental. En ciertos casos obedece también a la existencia de un posible conflicto social generado entre esta mascota y sus familiares.

Un factor a tener en cuenta es que el cocker necesita estar entretenido constantemente pues, de no ser así, él va a asegurarse su propio entretenimiento destruyendo lo que encuentre a su alcance, como hemos indicado. Algunos de estos comportamientos se concretan en morder muebles, arañar puertas, hacer sus necesidades dentro de la casa y ladrar compulsivamente.

De esta raza que se considera extraordinaria y con liderazgo, lo que hizo que una preciosa perrita llamada Reina se hiciera conocida mundialmente por ser la cocker protagonista de la película de Disney “La dama y el vagabundo”, se dice que tiene otras muchas cualidades que hacen de sus ejemplares unas mascotas sin igual.

Como el perro de caza que es, antes de adoptar un cocker tienes que tener en cuenta que este pequeñín va a necesitar constante ejercicio, siendo feliz si le das la posibilidad de llevarle al campo y le sueltas a sus anchas, dejando que corretee y que se meta entre la vegetación espesa y los matorrales.

Su inteligencia innata hará que disfrutéis mucho juntos mientras enseñas a tu peludo amigo gran cantidad de trucos y juegos sencillos que harán sus delicias. Es un can estupendo y mientras se sienta acompañado su dicha no tendrá fin. Si tienes necesidad de pasar buena parte del día fuera, procura compensarle a tu vuelta con largos paseos en los que pueda derrochar la energía acumulada.

Si hay algo que odia este perro es que se le ignore, por lo que no le bastará con estar rodeado de gente sino que además pretenderá ser el centro de atención de la casa. En lo relativo a la forma de relacionarse en familia, es lo que suele llamar “perro de un dueño”, o sea, que aunque desarrolle un importante apego con todos sus familiares, escogerá a una sola persona con la que establecer un vínculo más especial.

Evitar que tu cocker se convierta en un perrito pegajoso, que te persiga sin cesar por toda la casa, demandando tu atención, pasa por una buena formación que le convierta en el animal independiente que debe ser.

En algunos cocker se detectan comportamientos muy posesivos, por lo que pueden mostrarse un poco agresivos si intentas quitarles un juguete o un hueso y es que estos animalitos son conocidos por el modo en el que vigilan sus cosas.

El cocker spaniel inglés goza de un excelente olfato y de una agilidad fuera de serie, lo que hará que aguante como pocos canes a la hora de recorrer largas distancias. Este perrito se adaptará perfectamente a la vida en un apartamento, pero si dispones de una casa con jardín en el que durante el día pueda correr, mejor que mejor.

Queremos también hacer referencia a que si has escuchado alguna vez que un cocker es una “máquina de orinar”, algo de razón llevan los que lo dicen. Esta raza micciona tanto por emoción como por sumisión, es decir, cuando le saludas y cuando le regañas, así que cuidado con el lugar en el que pisas cuando llegues a casa.

Este tipo de comportamiento, afortunadamente, se combate con ciertas técnicas del estilo de saludarlo con discreción para evitar la micción por emoción y eso sí, mantén la calma porque si le regañas por haberse orinado las cosas no harán sino empeorar.

Relación con otras mascotas

Un cocker bien socializado suele mostrarse amable y condescendiente tanto con las personas como con el resto de mascotas que convivan en el hogar. En ciertos casos se detecta una tendencia a la excesiva sumisión y a la timidez.

Relación con los niños

Si quieres que tu cocker y tus niños se lleven fenomenal, vas a tener que socializar al perrito desde el primer momento, pues esta raza, pese a ser muy alegre y juguetona, no cuenta con la paciencia suficiente para aguantar largas horas de juego con los pequeños de la casa. Por esta razón, sobre todo si tienes niños pequeños, debes prestar cierta atención a sus juegos.

Cuidados básicos

Una mascota bien cuidada va a vivir un mayor número de años y con mayor calidad, por lo que su existencia será mucho más placentera que la de otra que no lo esté. Cuidar convenientemente al animal adoptado es no solo una obligación del dueño sino un derecho de la mascota, por lo que la cuestión ha de ser meditada antes de tomar a la ligera una decisión que va a suponer implicarte durante un número determinado de años, que en el caso del cocker suelen ser de doce a quince.

Alimentación

De la alimentación que dispenses a tu mascota va a depender en gran parte tanto su estado de salud como su aspecto. Asegúrate de que tu cocker spaniel recibe una dieta equilibrada que cumpla con todas sus necesidades nutricionales, que en su caso es aquella compuesta por un pienso seco de calidad de la gama adult, cuando supera la etapa de cachorro. Hasta ese momento deberás alimentarle con un pienso escogido entre la gama junior.

Busca que se trate de una dieta que favorezca desde cachorro el rápido crecimiento de tu perro, de manera que pueda propiciar que tu can cuente con la energía que su acelerado metabolismo requiere.

Higiene

Extremar las medidas higiénicas respecto a las mascotas es esencial, más aún si se trata de un perro de raza pequeña, cuyos dueños no suelen resistir la tentación de cogerle en brazos, estrechándole en sus regazos.

Rebajas
Royal Canin C-112601 Neutered Adult Small Dog - 8 Kg
  • Alimento seco
  • Dieta para esterilizados con sobrepeso razas pequeñas
  • Perros



Higiene dental

Los dueños de perros pequeños tienen que ser conscientes de la incomodidad que puede generar el que sus chiquitines no cuenten con la higiene dental adecuada. De ser así, la halitosis o mal aliento no tardará en aparecer como consecuencia de la acumulación de sarro y de placa bacteriana en sus pequeñas dentaduras.

Lo mejor que puedes hacer es prevenir esta situación desde que tu mascota solo sea un cachorro, acostumbrándolo al cepillado dental periódico, de modo que este hábito le sea familiar y, aunque no le resulte cómodo, tampoco lo rechace de pleno.

Baño y secado

El pelo del cocker spaniel contiene aceites impermeabilizantes que actúan como protectores de su piel y de su pelo. Por este motivo, no debes bañarle demasiado al objeto de que se siga beneficiando de estos aceites esenciales. Así, a menos que esté muy sucio, lo normal es bañarle cada dos meses.

Antes de meterle en el baño debes cepillarle para eliminar los pelos sueltos y además limpiar la cara del cocker, cuya tendencia a lagrimear requiere limpiar bajo los ojos con un algodón empapado únicamente en agua (nunca en jabón), con un movimiento hacia afuera.

Cuando le saques de la bañera, retira el exceso de agua con una toalla y procede a usar el secador eléctrico a una temperatura moderada que no le provoque quemaduras a tu mascota. Mientras le estés secando vuelve a cepillarle el pelo, garantizando que no le queden enredos.

Rebajas
FEMOR Bañera Plegable de Mascotas Baño Portátil para Animales Piscina para Perros y Gatos Adecuado para Interior Exterior al Aire Libre Color Rojo (L/160 x 30cm)
  • Diámetro de 63 pulgadas y 12 pulgadas de profundidad, apto para el peso de perros muy grandes por encima de 110kg.
  • Material de PVC de alta calidad. Es extra-resistente y seguro, durable e impermeable.
  • Esta piscina es portátil y fácil de almacenar. También es muy fácil de montar y desmontar. Su mascota puede disfrutar de la ducha en cualquier momento y en cualquier lugar
  • Debido a un espiral sellado en su lado, esta piscina de mascota es impermeable y facíl del drenaje .Como la tapa de drenaje es muy seguro, no se necesita la preocupación por la fuga
  • Con esta piscina plegable multiusa, puede usarla como gato para perros, tina de baño para perros, estanque de agua para exteriores / interiores, estanque de peces, bañera para niños, pozo de bolas y etc.
Rebajas
Legendog Toallas Baño, Toallas de Baño, Azul Toallas Baño, Toalla Microfibra Ultra Absorbente para Agua de Secado
  • ULTRA ABSORBENTE: Esta toalla es muy absorbente y puede secar el agua rápidamente. Nuestra toalla de microfibra funciona a través de acción capilar para absorber grandes cantidades de agua y suciedad
  • ANTIBACTERIAS: Esta toalla se trata durante todo el proceso de fabricación con propiedades antibacterianas que evitan los olores y la mantienen más fresca durante más tiempo
  • LA TOALLA SE PUEDE LAVAR CON LA MÁQUINA: debido a la alta calidad de esta microfibra en particular, esta toalla se puede lavar a máquina y secar en la secadora, para que pueda concentrarse en mantener a su mascota limpia y feliz, sin preocuparse por la toalla
  • LARGA VIDA: Flexible, no moho, sin deterioro, sin deformación, puede durar mucho tiempo
  • APLICACIÓN: Tamaño - 70 * 140 cm, perfecto para niños

Cepillado

Lo ideal es acostumbrar a tu cachorro de cocker desde pequeño al acicalado, cepillándolo por capas. La mejor postura para ambos es aquella en la que el perro está tumbado mientras lo cepillas, lo que facilita la labor y permite un cepillado más minucioso. Puedes utilizar un cepillo de cerdas o de púas metálicas largas. Para repasar usa un peine metálico.

Vacunas y tratamientos antiparasitarios

Si los cuidados diarios para tu cocker son indispensables, administrarle las vacunas necesarias que el veterinario estime no lo es menos. Piensa que con esta medida puedes evitar a tu perro enfermedades que irían de leves a muy graves, por lo que se trata de una medida imprescindible.

Mantener a tu can a salvo de pulgas, garrapatas y gusanos intestinales también le ahorrará innumerables molestias y problemas de salud, cosa que lograrás con un gesto tan sencillo como colocarle las pipetas y collares antiparasitarios que este mismo profesional te indique.

cocker-cachorro-higiene-alimentacion

Enfermedades más comunes

El pequeño tamaño del cocker no debe llevarte a pensar que se trata de una raza débil, porque su fortaleza física es innegable. Ahora bien, como cualquier otra, sus ejemplares tienen una tendencia a padecer problemas que en ellos se localizan en orejas y ojos, enfermedades que suelen ser hereditarias.

  • Problemas de vista. A menudo estos perros sufren disfunciones visuales del estilo de la atrofia progresiva de retina, el glaucoma o las cataratas. Estas dolencias visuales requieren de un control veterinario, pues de lo contrario podrían llegar a causar incluso la ceguera de tu mascota.

 

  • Problemas de orejas. Otro punto débil del cocker son sus largas y caídas orejas, que son arrastradas por el suelo. Como consecuencia, estas mascotas sufren infecciones. Intenta evitarlo manteniendo bien limpio su interior y, en el caso de que observes algún síntoma, acude sin dilación al veterinario.

Comprueba también la posibilidad de que tu perro esté perdiendo capacidad auditiva, pues para algunos de ellos la sordera es inevitable. El veterinario podrá efectuarle desde cachorro las pruebas correspondientes.

 

  • Problemas óseos. El principal problema de huesos que suele afectar a esta raza es la luxación de rótula, que normalmente tiene un origen genético consistente en el desplazamiento de rodilla que puede cursar con dolor e incluso con artritis.

Adiestramiento

Es preciso educar a esta raza para que sienta cubiertas sus necesidades de estimulación a nivel físico y mental. De esta forma, vas a poder presumir de tener un perro bien educado que facilite la convivencia con el resto de los miembros de la familia y con las demás mascotas que habiten en el hogar.

Cuando comiences a educar a tu cocker tienes que asegurarte de que entiende que está aprendiendo y que tú tienes interés en enseñarle cosas nuevas. Utilizar con él las técnicas de refuerzo positivo es crucial porque no conseguirás nada gritando ni castigando a un cocker.

Por el contrario vas a observar las maravillas a nivel de moldear su carácter que operan la repetición, la constancia y el utilizar un sistema de recompensas que no tiene que consistir solo en golosinas (pues este hábito podría llevarle a sufrir sobrepeso), sino también en mimos y alabanzas.

Las órdenes han de ser simples y se las tienes que transmitir con claridad y lentitud. Lo idóneo es que sean de una sola palabra y más aún de una sola sílaba. Tendrás que entrenar a tu cocker a diario, para que no olvide lo aprendido, pero en sesiones cortas de 10 o 15 minutos, que es el tiempo que este perrito podrá prestarte atención sin aburrirse ni mostrar desinterés.

Aparte de los trucos comunes como “ven”, “siéntate”, “quieto” o “túmbate”, debes enseñar a tu cocker a controlar sus necesidades y a caminar con la correa.




Inscribe a tu Cocker Spaniel

sino

Acepto la Política de privacidad

DMCA.com Protection Status